Intensa discusión en la Legislatura sobre la situación de la educación en Jujuy

En la sesión ordinaria de ayer de la Legislatura, el PJ y el Radicalismo volvieron a medirse. El mal estado de los edificios, el tiempo de clases perdido, la falta de capacitación, la carencia de elementos de higiene, los atrasos en la entrega de partidas para comedores escolares, fueron algunos de los aspectos que diputados radicales sacaron a relucir y que el oficialismo intentó refutar, afirmando que aunque en forma lenta, las cosas se hacen.
El debate sobre la educación en Jujuy fue puesto sobre la mesa por la diputada radical Susana Pantoja, para quien "no se ven avances para que tengamos una educación de calidad". La legisladora calificó como de grave que los niños y jóvenes de la Provincia no lleguen a más de 120 de los 180 días de clases a que obliga la ley y hablando de la infraestructura escolar sostuvo que en 2006 la bancada radical propició un fondo de emergencia que no fue aprobado.

Pantoja también denunció la falta de control del Estado sobre los servicios tercerizados en las escuelas y dio como ejemplo que en los tanques de agua supuestamente limpios, se encuentran palomas muertas. "El Gobierno tiene que tener control porque los dineros son del Estado o sea de todos los ciudadanos", definió. El ex presidente de la empresa Agua de los Andes, el diputado Osvaldo del Grosso (PJ) tomó el guante y dio una explicación técnica, paso a paso, sobre cómo se deben limpiar esos tanques.

Falta de sanitarios, conexiones eléctricas en "estado calamitoso", carencia de elementos de limpieza aún en tiempo de epidemia de Gripe A, boletines de calificaciones que no llegan o llegan tarde a los establecimientos y atrasos de varios meses en los nimios fondos afectados a los comedores escolares, fueron parte del negro panorama pintado por la legisladora, quien también se acordó de un proyecto de declaración sancionado en 2006 solicitando la creación de gabinetes psicopedagógicos, aprobado pero nunca aplicado por el Ejecutivo.

Diputada Susana Pantoja (UCR).

Diputada Susana Pantoja (UCR).

Pantoja reveló que en el gabinete psicopedagógico que funciona en una escuela de Alto Comedero solo se tiene a dos profesionales para atender a más de ocho mil alumnos.

El presidente del bloque Justicialista, Rubén Rivarola, tuvo a su cargo la defensa del Gobierno: "no se puede decir que no haya política de educación, ya que el 50 por ciento del presupuesto es para pagar sueldos de docentes; no se puede decir que no nos ocupamos", afirmó.

El debate fue tomando mayor intensidad cuando Carlos Oheler (UCR) remarcó que Jujuy tiene la mayor tasa de deserción en el nivel primario y secundario, "ni qué hablar de la universidad". El legislador prefirió no hablar de los resultados de los estudiantes que egresan del nivel medio y comienzan estudios superiores.

Luego de resaltar que construir escuelas "es lo que deben hacer los gobiernos porque el crecimiento de la población obliga a ello", el diputado del Radicalismo llamó la atención sobre el significativo crecimiento de los colegios privados y el interés de los empresarios por emprendimientos de este tipo. Una señal de desconfianza hacia la escuela pública estatal –opinó- "es que la gente se vaya a los privados".

"Antes era un orgullo pertenecer a una escuela pública pero ahora, cuando se le pregunta a los chicos, se recibe la dramática respuesta que están en una escuela pública porque mi papá no puede pagar un colegio privado", dijo.

Oheler remarcó que en la pasada sesión de la Cámara, se sancionó un proyecto pidiéndole al Gobierno que provea de leña a las escuelas, esto, en el siglo XXI.

En otro momento, sostuvo que no hay capacitación para los docentes y resaltó que hay preocupación en grupos empresariales de Jujuy por la deficiente formación de los egresados de escuelas secundarias. "El Gobierno no está haciendo las cosas bien en educación y es bueno que reflexionen los funcionarios que están sentados en la Casa de Gobierno porque lo que estamos jugando es el futuro de nuestros hijos", alertó.

Vilma Rivarola, presidenta de la Comisión de Salud, le echó la culpa a la pandemia de Gripe A y a los paros de los maestros por la perdida de clases. Según la legisladora del PJ, el Gobierno y la Legislatura efectuaron todas las gestiones pero no se llegó a un acuerdo con los gremios estatales.

"Esto nos impedirá cumplir con los 180 días de clase pero ya se está estudiando reorganizar la recuperación de los días de clase", aseguró.

Rivarola se declaró orgullosa de las escuelas construidas, indicó que sí existe una planificación educativa y dejó una definición sorprendente: a veces –señaló- se contrata a arquitectos que no hacen bien las cosas y ahí vienen los problemas. También corrigió a Oheler: las estadísticas muestran que la mayor deserción se da en la secundaria y no en la primaria, dijo.

Diputado Miguel Rioja (PJ).

Diputado Miguel Rioja (PJ).

Miguel Rioja del PJ contestó a todas estas críticas y a las de la sesión anterior, en la que la política de salud del Gobierno, o su carencia, fueron puestas en la picota. El legislador fellnerista comenzó por declararse sorprendido que en las últimas sesiones "se planteen discusiones referidas a distintos tipos de políticas" y luego pasó a analizar los resultados de la gestión radical desde Hugo Conde hasta acá, no sin antes señalar que todo se trata de una "estrategia política" que alguien (¿el senador Gerardo Morales?) maneja por teléfono desde Buenos Aires.

Tal estrategia, precisó Rioja, está dirigida a mostrar que el Poder Ejecutivo provincial "no tiene ninguna virtud y todo lo que hace no sirve".

La destrucción del transporte público de pasajeros a raíz de la proliferación de alternativos que además significó un juicio millonario perdido por la comuna capitalina, el juicio de Setranor –la empresa que lucraba con el estacionamiento-, la rotura de calles y la recolección de residuos fueron algunos de los pecados del Radicalismo que sacó a relucir el diputado del PJ.

En respuesta a quejas de Clara de Falcone (UCR) acerca del edificio del Centro Polivalente de Artes de San Pedro, el titular de la bancada oficialista anunció que ya "llegó el dinero" para obras en ese establecimiento: "algo se está haciendo, lerdo, pero ya está en el Boletín Oficial", indicó.

Cuando ya parecía agotado el debate, el legislador Pablo Baca lo reavivó al alertar que cuando los padres llevan a las universidades a sus hijos "se dan cuenta que no tienen los conocimientos correspondientes al título" y se preguntó qué se puede esperar si los niños y jóvenes solo tendrán la mitad de los días de clases. Además, remarcó, la educación jujeña carece de sistemas de evaluación.

El jefe del bloque ucerreísta, Alberto Bernis, defendió el añoso gobierno radical en el municipio de Tilcara y mostró como mérito que antes, la villa no aparecía en los mapas turísticos pero ahora es la de mayor capacidad hotelera en la provincia, "gracias al trabajo de su municipio". También se hizo cargo de lo del teléfono que desde Buenos Aires ordena lo que se debe hacer en Jujuy: "en comisiones de esta Legislatura, no se tratan temas por temor al Gobierno, no sé si esto no es peor a una llamada telefónica", planteó.

Cerrando la discusión, el justicialista Miguel Morales apuntó a las gestiones de la UCR en San Salvador de Jujuy y en Tilcara: "todo lo han hecho con programas nacionales", dijo para agregar que "cuando la UCR fue gobierno, no trajo nada para Jujuy".

Durante el debate, se colaron recuerdos de la última Dictadura militar cuando el diputado Miguel Morales sostuvo que el abogado radical y legislador mandato cumplido Benjamín Burgos -fiscal durante el gobierno del proceso- "tiene las manos manchadas de sangre", acusación a la que salió al cruce Mario Pizarro (UCR), quien sin nombrarlo, recordó a Eduardo Conesa Mones Ruiz, funcionario del gobernador peronista Ricardo de Aparici y actual defensor del represor Luciano Benjamín Menéndez. Pizarro tenía a pocos pasos de su banca un caso mucho más resonante de funcionarios del proceso convertidos a la democracia, pero prefirió no mencionarlo.

Comentá la nota