Intendentes santafesinos marchan a Capital

Los jefes comunales, preocupados por cómo la crisis impacta en sus localidades, definieron una movida al Congreso Nacional el próximo miércoles para reclamar que se libere al sector agropecuario de pagar derechos de exportación y así se revitalice la economía. "Estamos peor que cuando el campo hacía paro", graficaron.
Intendentes del sur santafesino definieron una movida a Capital Federal el próximo miércoles. La intención es entrevistarse con legisladores nacionales para reclamar la eliminación o la drástica baja en las retenciones al sector agropecuario con el objetivo de lograr una revitalización económica. "Estamos peor que cuando el campo hacía paro", graficó Osvaldo Salomón, jefe comunal de Chabás.

En diálogo con el programa Tempranísimo (Radio 2), Salomón explicó que en una reunión realizada este jueves en su localidad un importante grupo de jefes comunales realizó un diagnóstico de la dura situación económica que atraviesan. "El campo está prácticamente paralizado, hay dificultades en la siembra de maíz y también de soja. Esto es un freno importante a todo lo vinculado a la actividad económica. Necesitamos un shock productivo", planteó. "Esto podría lograrse al eliminar o bajar drásticamente el valor de las retenciones para lograr que la soja recupere su valor, entonces los productores saldrían a vender y esto generaría un movimiento económico importante", analizó.

Precisamente, este último pedido es el que los intendentes decidieron llevar a Capital Federal el miércoles de la próxima semana. "La intención es entrevistarnos con senadores nacionales, que tratarán el presupuesto nacional, y si hay tiempo también con diputados", adelantó. "No podemos seguir mendigando para que nos lleguen fondos", se quejó. "Necesitamos na ley urgente para poner en marcha una Argentina productiva", reclamó.

Salomón aclaró que no se trata de situaciones críticas en algunas comunas aisladas debido a problemas de administración. "La situación se repite en todas partes. Hay dos curvas que se cruzan. Por una parte, la de gastos, que va hacia arriba producto de la inflación, aumentó el costo de insumos y de personal. Por otra parte, la de la recaudación que va hacia abajo, a valores reales la coparticipación cae y lo que se recauda también", resumió.

Según el jefe comunal, "el comercio registra una baja de entre 50 y 70 por ciento en ventas" mientras que "las rutas están vacías porque no hay movimiento de granos". Y explicó: "Cuando se frena el tema del campo, se frena el acopio, el transporte de carga, la estación de servicio, el comedor de la ruta, se frenan inversiones en maquinaria agrícola y en construcciones".

"Parece que estuviéramos en un paro agropecuario pero es mucho mas grave", concluyó.

Comentá la nota