Intendentes no saben para qué sirve un coordinador regional

Una reunión parcial del Foro de Intendente Justicialistas reclamó a la Provincia soluciones para los cíclicos problemas de inundaciones que sufren las poblaciones del Valle de Lema en el Verano.
Al encuentro asistió el recién nombrado coordinador regional, Marcelo Pintado. "No sé para que sirvan esos cargos", dijo el intendente de La Merced, Juan Ángel Pérez. Pocos intendentes del Valle de Lerma faltaron el jueves a la reunión a la que se convocaron los intendentes justicialistas, que recibieron a un visitante inesperado: Marcelo Javier Pintado, nombrado en diciembre pasado, igual que otros ochos ex funcionarios, "asesor regional de la coordinación de gabinete de ministros de la Gobernación". A juzgar por las declaraciones posteriores del intendente de La Merced, la presencia de Pintado no generó demasiado entusiasmo entre los intendentes. "Ahora nos hemos enterado que hay un coordinador para el Valle de Lerma. Aunque no sabemos para qué se los nombra, porque aquí si eligen intendente, concejales y legisladores. Y tenemos una llegada directa con el gobernador". En diciembre pasado, el gobernador creó esa figura en la que nombró a ocho ex funcionarios de su gobierno. Aunque nunca se explicó oficialmente cuál era la responsabilidad de un coordinador regional, sí se determinó que su sueldo sería equivalente al de un secretario de Estado. Con la reunión del Foro, parece quedar claro que a cada asesor se le asignó una región de la provincia para profundizar sus problemas en el gabinete de ministros. Lapidario con el cargo, según Pérez un coordinador regional que no conoce las realidades de cada pueblo sólo sirve para sentarse a hablar con el intendente de cada municipio. De todos modos, a los intendentes no les interesaban hablar sobre los nuevos asesores, sino urgir al secretario de Recursos Hídricos de la Provincia, Alfredo Fuertes, para que comience a proyectarse y, sobre todo, a llevar adelante obras que eviten las inundaciones de poblaciones y rutas en el verano. "El agua de Rosario de Lerma se nos viene a Cerrillos y a La Merced. Y además de los anegamientos en los barrios, la ruta 68 queda intransitable", señaló Pérez a Nuevo Diario. De hecho, con la lluvia del domingo pasado, quienes querían pasar desde El Carril a La Merced debieron esperar desde la media noche hasta las 5 de la madrugada. Y entre La Merced y Cerrillos hubo 13 cortes, informó Pérez. Fuertes atendió los reclamos de obras hídricas para terminar con los históricos anegamientos de la zona, y reseñó algunos proyectos que tiene la provincia al respecto, junto a .Silvia Santamaría, jefa del Sub programa de coordinación y capacitación, fiscalización y control de la Secretaría de Recursos Hídricos.

Comentá la nota