Dos intendentes del PJ recibirán 12 millones de pesos para cuidar el ambiente

Agulles, de Malargüe, y De Paolo, de Alvear, firmaron sendos convenios con la secretaria de Ambiente de la Nación. La plata es para instrumentar planes de disposición de residuos sólidos. La gestión la hizo el secretario de Ambiente local, Guillermo Carmona.
La secretaria de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, Romina Picolotti, firmó hoy en Buenos Aires convenios con los intendentes de Malargüe, Juan Antonio Agulles, y de General Alvear y Juan Carlos De Paolo, por los cuáles el Gobierno Nacional transferirá a esos municipios del sur mendocino más de 12 millones de pesos para instrumentar planes de Gestión de Residuos Sólidos Urbanos.

Los acuerdos involucran obras de construcción de rellenos sanitarios, de plantas de reciclaje y compostaje y la remediación de basurales a cielo abierto. En General Alvear, se construirá una planta de separación de residuos y un relleno sanitario, y se hará, además, el cierre del actual basural. En tanto, en Malargüe, que ya cuenta con una planta de tratamiento, se destinarán cerca de 4 millones de pesos para las obras del relleno sanitario y el cierre del basural existente.

Estos convenios fueron gestionados por el secretario de Ambiente de la provincia, Guillermo Carmona. “Este acuerdo es el resultado de las acciones que inició el gobernador Celso Jaque como senador nacional, para generar un sistema viable de gestión de residuos en los departamentos de Malargüe y General Alvear”, destacó Carmona.

Las firmas tuvieron lugar esta tarde en el despacho de la titular de la cartera ambiental nacional. Mediante estos entendimientos, Malargüe recibirá un total de $ 4.198.100, mientras que General Alvear recibirá $ 7.819.777.

Los acuerdos procuran lograr un adecuado y racional manejo de los residuos domiciliarios mediante su gestión integral, a fin de proteger el ambiente y minimizar los impactos negativos.

El programa Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos (GIRSU), que funciona en la órbita de la secretaría de Ambiente de la Nación, financia estudios de prefactibilidad, factibilidad, diseños finales de ingeniería y costos y desarrollo de documentos de licitación para la construcción de obras; otros estudios ambientales, construcción de rellenos sanitarios, de plantas de transferencia, de separación y obras de cierre de basurales a cielo abierto.

El convenio rubricado por Picolotti y los jefes comunales sostiene que “la temática de los residuos sólidos urbanos constituye uno de los aspectos centrales de la gestión ambiental”, y reconoce que los basurales a cielo abierto generan una gran preocupación socio-ambiental, razón por la cual su erradicación ha sido priorizada en el marco de la política ambiental de nuestro país”.

Comentá la nota