Intendentes quieren pagar deuda con obras energéticas

EDECAT reclama a los municipios una deuda de 4,3 millones. Estrategias comunales para salir de la mora.

Tan estrecha es la situación económica de algunos municipios que han decidido destinar recursos de regalías mineras, sojeras y hasta del Fondo de Desarrollo Municipal para financiar obras energéticas que les permitan compensar toda o al menos parte de la deuda acumulada con la empresa distribuidora de energía.

Se trata de un enroque legal con el que, en definitiva, algunos intendentes buscarán disminuir -usando fondos con destino específico- la abultada deuda municipal con EDECAT, deuda por la que la empresa ya advirtió que retomará los cortes del suministro.

Tal como informó este diario recientemente, EDECAT reclama a 30 de las 36 comunas una deuda total de 4,3 millones de pesos. Al tope de la morosidad está el municipio de Tinogasta, que conduce Simón Quintar, con casi 900 mil pesos de deuda por servicios impagos.

Fray Mamerto Esquiú es otro de los municipios que arrastra una importante deuda: 340 mil pesos. El jefe comunal Humberto Valdez aseguró que ya mantuvo algunas reuniones con los directivos de EDECAT para ver la posibilidad de compensar la deuda con algunas obras energéticas. "Pedimos que reconozcan la inversión de 164 mil pesos que vamos a destinar, del Fondo de Desarrollo Municipal, para la usina hidroeléctrica de La Carrera", dijo Valdez. Sin embargo, desde EDECAT ya aclararon que, en caso de aceptar obras por deuda sería para obras que mejoren la distribución eléctrica.

El intendente de Belén, Daniel Ríos, aseguró que también intentará que EDECAT le reconozca algunas obras energéticas que realizó en su comuna para cancelar la deuda de 294 mil pesos que le reclama la empresa. "Estamos en tratativas para que nos reconozcan una serie de obras que hicimos, que son 7 subestaciones transformadoras en Belén", dijo Ríos. En caso de que EDECAT no admita esas inversiones como pago, recién negociarán un plan de financiamiento de la deuda comunal. ¿Por qué llegan a esa mora? Ríos explicó que las tasas que la comuna cobra por alumbrado público son tan bajas que ni siquiera alcanzan a cubrir el costo energético que en ese concepto y por consumo de las dependencias comunales pagan a EDECAT.

El intendente de Fiambalá, Amado Quintar, fue el primero en lanzar la propuesta de compensar deudas con obras energéticas. "Queremos hacer obras que vayan en beneficio de la comunidad porque hace años que no se hace ningún tipo de ampliación y mejora de la red de distribución. Ya hicimos un convenio con la gente de EDECAT, tenemos obras pautadas, pero todo dependerá de que tengamos los recursos para encarar las obras", señaló.

Comentá la nota