"Los intendentes ponen el grito en el cielo porque les cambiaron las reglas de juego"

"Los intendentes ponen el grito en el cielo" porque "se les cambiaron las reglas de juego" sobre el destino de los policías formados en el interior, que en lugar de ser enviados a sus ciudades de origen fueron trasladados al Gran Buenos Aires, planteó hoy quien fuera subsecretario de Investigaciones en Función Judicial del Ministerio de Seguridad Bonaerense.
Hombre clave en la gestión ministerial de León Arslanian, Esteban Marino era la autoridad política de la que dependían las 18 delegaciones departamentales de inteligancia (DDI) de toda la provincia durante casi un año y hasta febrero de 2005. Para Marino la decisión de enviar los nuevos policías formados en la Escuela de Policía "Juan Vucetich" al conurbano bonaerense "es justamente lo contrario de lo que se había planteado como política a largo plazo" en la gestión de Arslanian en materia de capacitación. Mientras la política del actual ministro de Seguridad, Carlos Stornelli, apunta a centralizar bajo un único mando, Marino consideró que los intendentes deberían ser los responsables políticos en materia de seguridad.

Comentá la nota