Intendentes del PJ y de la oposición se unirán para pedir 40 millones

Los justicialistas dicen que la Provincia debe repartir un fondo extra de, al menos, la misma cantidad que el año pasado. Cobistas y demócratas se suman al pedido para cubrir baches.

Peronistas, radicales y demócratas. Sin distinción de colores políticos, los intendentes quieren pedirle al Gobierno un auxilio financiero que no sea menor a los 40 millones de pesos que recibieron el año pasado.

Algunos jefes comunales apuntan a que el salvataje sea aprobado por la Legislatura y otros pretenden que el Ejecutivo obtenga el dinero de ahorros o partidas subejecutadas.

La crisis parece ahogarlos a todos."Estoy remando en dulce de leche", ironizó el intendente de San Carlos, Jorge Difonso (PD), para diagramar la situación que está viviendo en el municipio. Dice que tiene 30% más de gastos que el año pasado y que por eso está haciendo ajustes en el municipio.

Además, se queja porque le llegó la mitad del dinero que tenía previsto recibir del Fondo Federal Solidario, conocido como plata de la soja. "He recibido 50% menos", afirmó absorto.

Un justicialista, el intendente de Las Heras Rubén Miranda, coincidió en el análisis. "La prioridad es la gestión y estamos necesitando una herramienta legislativa para poder tener un auxilio financiero". Por eso, según aseguró el jueves a Los Andes el jefe comunal, podría haber un reclamo conjunto al Ejecutivo de todas las comunas.

"Todos somos conscientes de que no podemos recibir menos de los 40 millones de pesos que tuvimos el año pasado porque los gastos son mayores; por eso estamos charlando con los intendentes para hacer un pedido común", dijo Miranda.

En 2008, para frenar la embestida de la oposición que pretendía aprobar una suma de casi 150 millones, el oficialismo propuso repartir entre los municipios 40 millones de pesos extra si había mayor recaudación, un monto que finalmente fue pagado en tres cuotas. Con un clima partidario adverso dentro del PJ, los intendentes oficialistas prometen ahora tomar la delantera.

Alejandro Abraham (Guaymallén), Jorge Giménez (San Martín) y Adolfo Bermejo (Maipú) coinciden con ese reclamo, de acuerdo a lo que ya anticipó este diario en su edición del domingo. Estos caciques también se quejan por el retraso con el que arriban los fondos nacionales y para asegurarse el dinero para financiar las obras públicas prometidas viajaron a Buenos Aires esta semana.

Pero, según afirmó Miranda, la idea es que el pedido de recursos extraordinarios lo hagan con los jefes comunales de los 18 departamentos, sin distinción de partidos. "Vamos a esperar a que el Gobernador nos convoque para plantearle esta situación, creo que Jaque nos tiene que llamar", afirmó.

En tanto, el cobista Alfredo Cornejo (Godoy Cruz) dijo: "Estoy de acuerdo con que este año nos han faltado los 40 millones del año pasado".

Sin embargo, Cornejo no quiere que el dinero lo apruebe la Legislatura, sino que el Ejecutivo se lo otorgue a los intendentes sacándolo de ahorros o partidas subejecutadas. El intendente advirtió acerca de la necesidad de aprobar una nueva ley de coparticipación, ampliando la masa primaria.

"No es justo que todos los años estemos mendigando dinero, los intendentes del PJ se tienen que animar a perderle el miedo al Gobierno y aprobar una nueva ley de coparticipación", lanzó. En la Legislatura hay varios proyectos de modificación de la ley de coparticipación, pero no logran el número necesario para poder ser debatidos en el recinto.

Difonso se sumó al reclamo de Cornejo, pero también al de la partida extra. "Las herramientas para obtener financiamiento pueden ser dos: o una modificación de la coparticipación o una ley excepcional como la de los 40 millones de pesos que la Legislatura aprobó el año pasado", subrayó.

El demócrata confirmó que con los intendentes del Valle de Uco quedaron en juntarse para hacer un reclamo por más dinero.

"Así como hicimos con el aumento del gas, que por suerte se logró frenar", contó

Comentá la nota