Intendentes y legisladores le ponen 4,7 al Gobernador

Dirigentes de la oposición lo calificaron con muy bajas notas, pero el justicialismo decidió eximirlo con 7. Las opiniones.
Las urnas le dieron la espalda con un resultado catastrófico: el Gobierno mendocino perdió por más de 20 puntos el pasado 28 de junio. Pasaron cinco meses y una encuesta, que Los Andes publicó ayer, indica que el descontento popular con la gestión provincial sigue intacta: el 78% de los consultados la desaprueba sin miramientos. Ahora, a 48 horas de cumplir el segundo año de mandato, son legisladores e intendentes quienes se atreven a calificar el gobierno de Celso Jaque.

En la oposición la visión es definitivamente mala y, en una escala del 1 al 10, la nota más alta es un 5. En cambio, en los sectores justicialistas la calificación fue de 7 "para que se pueda eximir", como respondió uno de los funcionarios consultados.

El resultado promedio entre los políticos de turno, asciende a 4,7%.

Pese a que ninguno habla de excelencia, son notorias las diferencias de criterio para calificar lo bueno y lo malo que tiene la administración jaquista.

Legisladores e intendentes de la UCR, el PD y Confe salieron con los tapones de punta y la prueba está en la respuesta unánime, con ironías de por medio, a la hora de mencionar los aspectos positivos del Gobierno: "¡Qué difícil es encontrar algo bueno!", subrayaron.

"Está bien que haya reconocido que no tenía plan de seguridad. Por eso tuvo que llamar a gente de otro partido (por Juan Carlos Aguinaga)", mencionó el diputado Alberto Sánchez del PD. Le puso un 4.

Para Eduardo Giner, intendente de Tunuyán, "la construcción de escuelas fue algo bueno. Pero lo peor que hay es la parálisis del plan de viviendas". El radical le puso 4.

"Los malo son los 6 puntos en contra que tiene", sentenció Mario Abed, jefe comunal de Junín, quien también se inclinó por el 4.

El senador radical Leopoldo Cairone destacó "el buen manejo con la gripe A", pero "fuera de ese tema no hubo gestión, mintió con la seguridad, es un gobierno autista", declaró. Otro 4.

El intendente sancarlino, Jorge Difonso (PD), rescató la nueva ley de coparticipación municipal, que otorga a los departamentos un 4% más en el reparto de fondos. Cuestionó como lo peor la promesa incumplida de bajar un 30% el delito. Le puso un 5.

El cobista Andrés Marín alegó: "La gestión es en general muy mala. El Gobierno llega tarde a todo, no tiene iniciativas que prevengan o contengan los hechos no deseados". Le puso un 2.

Desde el oficialismo prefirieron mechar el avance en la obra pública con pequeñas dosis de autocrítica.

"Se han hecho más cosas en estos dos años de gobernar en plena crisis que las que hizo Cobos en sus cuatro años de opulencia", expresaron la diputada nacional Patricia Fadel al igual que el intendente sureño Juan Carlos de Paolo. En ambos casos le pusieron un 7.

El jefe comunal de Las Heras, Rubén Miranda, también se inclinó por destacar el fuerte avance en la construcción de escuelas, hospitales, redes de gas, asfaltado de calles "que se esperaron durante años y ahora se hicieron". Otro 7.

Los diputados Jorge Tanús (titular de la Cámara baja) y Daniel Cassia (peronista disidente) no quisieron evaluar al Gobierno. "Soy parte de una gestión que concluye en 2011", dijo Tanús, quien se mostró optimista. En cambio, Cassia dijo que "a mí me duele este gobierno porque el peronismo no gobernará por 8 años más", postuló.

"Tuvo coraje para definir el tema de OSM e intervenir la empresa; puso en marcha un nuevo plan de educación. Hay que decir también que tuvo la fuerza suficiente para lograr el endeudamiento antes que emitir una cuasi moneda. Claro que también hay muchos temas pendientes", precisó el senador Luis Ruzo, titular del bloque del PJ. Firmó el 7

Comentá la nota