Más intendentes en jaque por el uso de las regalías mineras

El TC detectó gastos de regalías en pago de sueldos y proyectos poco claros. También hubo desvío de fondos y hasta ocultamiento de información.
El informe del Tribunal de Cuentas correspondiente al uso que los municipios hicieron de los recursos mineros durante 2008 pone en incómoda situación a varios intendentes.

A los casos de Andalgalá y Belén que dio a conocer ayer este diario se suman las irregularidades detectadas por los auditores del TC en las comunas de Ancasti, Hualfín, Las Juntas, Puerta de Corral Quemado, Ancasti, Tinogasta, Pomán y Recreo. Aunque la lista es larga, eso no significa que los intendentes que no figuren en ella estén libres de culpa y cargo y que sus inversiones no tengan objeciones. Ya casi al final del informe, que lleva la firma del presidente del TC, Mardonio Díaz Martínez, se aclara que el relevamiento no se concretó en todas las comunas porque el receso obligado por la gripe A, en julio, atrasó el cronograma de auditorías.

Este informe es el segundo que el TC eleva al Gobernador en lo que va del año. El primero, correspondiente a los gastos de las regalías efectuados por las comunas en 2007, fue publicado por este diario en septiembre pasado. Desde entonces, Brizuela del Moral asegura estar evaluando si restringe o no el envío de regalías a las comunas infractoras, prerrogativa exclusiva del Gobernador de la Provincia. Hasta ahora, Brizuela no echó mano a ese recurso, pese a que son varios los municipios que incurrieron en reiteradas ocasiones en este tipo de infracciones, según se desprende de los sucesivos informes anuales del TC desde 2005 a esta parte.

Hualfín

El municipio que dirige Felipe Romero gastó 2,7 millones de pesos en el proyecto denominado "Comunicaciones de Telefonía e Internet Satelital" sin haber contado, previamente, con un proyecto de inversión que realice un diagnóstico de la situación de las redes de comunicación en la comuna, fije objetivos y población beneficiada ni justifique semejante inversión. Sin ese proyecto, los auditores advierten que no pueden asegurar que el gasto se adecue a los requerimientos de la ley 5.128.

Tinogasta

El municipio de Tinogasta, ya en la gestión de Simón Quintar, también recibió algunas objeciones del TC. Específicamente ponen bajo la lupa una decena de proyectos de inversión porque, señalan, carecen de proyectos que respalden la inversión o, en algunos casos, los tienen pero no están lo suficientemente desarrollados como para resistir una auditoría técnico-contable. Entre los proyectos objetados figura la Plaza de El Puesto, acondicionamiento de camino a Los Quinteros, camino que une Anillaco y Ruta 60, entre otros. A estas observaciones del TC, se suma la investigación judicial que lleva adelante la fiscal de Tinogasta, Silvia Álvarez, por el uso de las regalías en la comuna y que tiene como imputado al ex intendente Hugo Ávila, por 30 hechos de malversación de fondos públicos e incumplimiento de los deberes de funcionario público.

Ancasti

En Ancasti, el TC observó un proyecto, el denominado "Capacitación técnica en obras y acciones de Desarrollo Económico" sobre el que ya se había pronunciado en 2006, pidiendo que se lo modificara para ajustarse a los parámetros legales. Pese a esas observaciones, el municipio a cargo de Blanca Reyna igualmente avanzó en la inversión "sin producir reformulación del proyecto". Para el TC, eso prueba "el desvío de fondos a un destino distinto al previsto en el artículo 5º de la ley 5128".

Las Juntas

En Las Juntas, municipio administrado por Jorge Herrera (PJ-FV), los auditores detectaron reiterados "pases a caja", como se denomina en la jerga la transferencia de dinero de la cuenta de regalías a la cuenta general del municipio para efectuar, a partir de allí, gastos corrientes, no autorizados por la ley de inversión de regalías mineras.

"Hay habitualidad en el pago en efectivo a todo tipo de proveedores, siendo este proceder otro costado negativo de los frecuentes ‘pases a caja’ que se ejecutan desde ambas cuentas corrientes", advierte el informe. Tras aseverar que no existe instrumento legal en el municipio que avale tales prácticas y pese a la respuesta de Herrera asegurando que de esa manera se buscan cubrir "desequilibrios financieros", desde el TC consideran que, en este caso, es aplicable la sanción máxima prevista por ley: "En caso de incumplimiento comprobado, el Poder Ejecutivo suspenderá de inmediato el depósito de los fondos". En Las Juntas se comprobaron "pases a caja" durante 2008 por casi medio millón de pesos.

Puerta de Corral Quemado

En este municipio belicho –gobernado por María Cristina Quipildor- se dio una situación particular: los auditores no pudieron hacer su trabajo de control porque "los responsables del municipio no pusieron a disposición la documentación requerida". Pese a que Quipildor pidió una prórroga para entregar la documentación, al cierre de la auditoría no había cumplido en presentarla. Teniendo en cuenta que en los controles anuales anteriores el obstáculo para fiscalizar a este municipio fue el mismo, el TC dictó ya en 2008 una resolución solicitando a la Fiscalía de Belén que intervenga en el caso.

Pomán

Durante 2008, el municipio que dirige Francisco Gordillo (PJ-FV) usó recursos de las regalías mineras –alrededor de 200 mil pesos- para otros usos, distintos a las inversiones autorizadas por ley.

Según el TC, gastó casi 170 mil pesos en pago de sueldos, sacando en siete extracciones distintas dinero de la cuenta de regalías mineras. Aunque Gordillo cuenta con una norma municipal que le permite extraer regalías bajo compromiso de restitución, para el TC "queda verificado el desvío de fondos". El intendente extrajo además 53 mil pesos de los recursos mineros, en calidad de préstamo y sin especificar para qué, que después fueron reintegrados a la cuenta bancaria. Pese a ello, el TC cuestiona ese "uso transitorio de las regalías". También falta documentación que respalde el gasto de 4.250 pesos.

Recreo

A lo largo de 2008, según el informe del TC, la comuna de Recreo no gastó un solo peso en proyectos de inversión de las regalías mineras. Sin embargo, se detectaron extracciones de la cuenta corriente de regalías mineras como "uso transitorio en otros destinos que no son proyectos de inversión".

El uso transitorio que Daniel Polti, el intendente recreíno actualmente suspendido, hizo durante 2008 de regalías asciende a la suma de 2.039.200 pesos y sólo había reintegrado a la cuenta de regalías –según verificó el TC- apenas un poco más de la mitad de ese monto: 1.328.000 pesos.

Tras advertir que Polti incurrió en esta práctica expresamente prohibida por ley incluso hasta julio de 2009 "en forma recurrente" e invocando "la necesidad de asegurar la normal prestación de los servicios públicos" o "el desequilibrio financiero que afecta al municipio", el TC considera que su conducta amerita la suspensión del envío de las partidas mineras. Justamente es por el uso de las regalías mineras que el CD de Recreo avanzó en la suspensión –por 90 días- de Polti.

Mientras esa situación generó un conflicto de poderes que está a la espera de resolución judicial, del informe del TC surgen nuevos datos que cuestionan la administración de Polti.

Comentá la nota