Ya son más de 30 los intendentes del interior que presentaron quejas contra el censo provincial

Algunos, como Jorge Grazziano de Reducción, ya anticiparon su intención de recurrir a la Justicia si no se revén los datos difundidos. Los reclamos no sólo son del Gran Córdoba, sino que también provienen de otras zonas de la provincia.
Los resultados oficiales del censo provincial de agosto difundidos el pasado 3 de diciembre, no sólo generaron las airadas quejas de varios intendentes del Area Metropolitana, sino que también movilizaron los reclamos de las autoridades de más de 30 localidades del resto del interior cordobés, que se sintieron perjudicadas por los datos del relevamiento demográfico.

En forma verbal, con notas escritas o a través de cartas documentos, los alcaldes de municipios como Arroyito, Reducción, La Cautiva, Las Playas, Laboulaye, La Cumbre, Serrezuela, Achiras, Alpa Corral, Villa Carlos Paz, Jesús María, Unquillo, Río Ceballos, Cosquín, Estación Juárez Célman entre otros, exigieron al gobernador Juan Schiaretti, al ministro de Gobierno Carlos Caserio o al director de Estadísticas Héctor Conti, las explicaciones de rigor por las cifras oficiales adjudicadas a cada pueblo o ciudad, que no coinciden en modo alguno con los datos propios previos que tenían las diferentes administraciones.

“En el Ministerio de Gobierno nos remitimos a recibir los reclamos de los intendentes y de inmediato los trasladamos a la Dirección de Estadísticas, que fue la responsable del censo. Allí evalúan cada caso en particular y dan las respuestas que consideran necesarias. Esto trasciende obviamente nuestras atribuciones”, explicó Miriam Capone, funcionaria de la cartera que coordina Carlos Caserio.

A las quejas públicamente expresadas a través de distintos medios de comunicación por algunos intendentes del Gran Córdoba como Germán Jalil (Unquillo), Carlos Felpeto (Villa Carlos Paz), Gaspar Lemos (Río Ceballos) y Jorge Cortez (Estación Juárez Célman) se han sumado en los últimos días sendas presentaciones de los jefes comunales de Arroyito (Gustavo Benedetti), Reducción (Jorge Grazziano) y La Cautiva (Gerardo Bellocq).

«Primero presentamos una nota formal ante el director de Estadísticas Héctor Conti. Pero ahora, ante la falta de respuestas, decidimos enviar una carta documento exigiendo que se realice el censo nuevamente o que se visiten las 93 viviendas que no fueron censadas en Reducción. Si la respuesta es negativa, ya tenemos decidido presentar un recurso de amparo ante la Justicia para defender los derechos de nuestro pueblo», anticipó Grazziano.

En esta población del departamento Juárez Célman el censo de agosto dio 1.577 habitantes, 700 menos que el último relevamiento demográfico.

«Nosotros teníamos registrado a todos los pobladores, uno por uno, con nombre, apellido y DNI en el marco del nuevo programa de Salud Municipal. El listado incluía a 2.266 personas. Ahora no pueden decir que son tantas menos», enfatizó.

Gustavo Benedetti, dirigó en cambio su solicitud al gobernador Juan Schiaretti. En tono enérgico pero respetuoso, manifestó su «inquietud y descontento con los resultados del censo, ya que arrojan cifras que distan de manera sustancial con nuestra realidad».

A juicio del intendente de Arroyito faltaron computar como mínimo entre 3.500 y 4.000 vecinos.

Como aval de su posición recordó que en 2005, un censo realizado por un colegio y el municipio otorgó a Arroyito 23.069 habitantes. «Tres años después el censo provincial detectó un poco más de 22 mil. Queremos conocer como se realizó el censo porque no entendemos esta diferencia», destacó.

Desde La Cautiva, el intendente Gerardo Bellocq también exigió explicaciones a Conti. Al diferencia de sus colegas que no recibieron respuestas, el responsable de Estadísticas le anticipó que su caso será tenido en cuenta y que antes de junio se le dará una solución definitiva.

En esta localidad sureña, el censo otorgó 827 pobladores, contra 845 que habían sido relevados 12 años atrás.

Comentá la nota