Intendentes del Este reclamaron redefinir la coparticipación

En diálogo con Radio Nihuil, los jefes comunales de Junín y Rivadavia aseguraron que las partidas actuales son insuficientes para hecerle frente al déficit. Aseguraron que no habrán despidos
El intendente de Junín, Mario Abed, y el de Rivadavia, Gerardo Del Río, se quejaron este sábado de las cifras actuales de la coparticipación y reclamaron al Gobierno de la provincia redefinir esta partida anual.

Durante la 15ª Degustación de Vinos que se celebró esta mañana en el Polideportivo La Colonia, en Junín, los jefes comunales del radicalismo se refirieron a las causas del déficit municipal y sus probables causas, en diálogo con Radio Nihuil.

Las quejas de Junín

"Los bolsillos de la comuna están como los de Mario Abed", arrancó el intendente anfitrión con una curiosa comparación. "Nosotros, que vivimos del agro, tenemos bajas recaudaciones y trabajamos con la coparticipación, que se proyecta una vez al año y por medio del Gobierno provincial. De ahí se hace el desarrollo presupuestario del municipio. Lamentablemente esa coparticipación no es la real, no es la que el Gobierno prometió, es muy inferior, y por eso nos vemos en una situación difícil para llegar a fin de año", explicó.

"La situación es muy complicada pero hemos apostado al ahorro. Tenemos un gran déficit pero está controlado. Por eso es importante el tema de la coparticipación, que será un tema trillado pero de una buena vez por todas hay que rediscutirlo", prosiguió el juninense.

Rivadavia apuntó también a las regalías

Para el intendente de Rivadavia, hay que analizar una eventual reforma a esa ley y tener en la mira las regalías. "Tanto la coparticipación como las regalías hay que rediscutirlas. Nos hemos transformado gerentes administrativos del Gobierno que, encima, le escapó bastante feo en la proyección del presupuesto 2009 y nos llevó a todos a incurrir en el mismo error", indicó Del Río.

"Estamos por debajo del 10% de los ingresos proyectados, por eso tendremos que recurrir al fondo anticíclico (aquellos que todavía lo conservamos) y a los ahorros propios para hacerle frente a la situación", dijo el intendente de Rivadavia.

Conservar el empleo

Con respecto a la posibilidad de despedir trabajadores municipales, los intendentes fueron unánimes: "Nosotros tenemos una línea política y la vamos a cumplir. Estamos resistiendo bien con el trabajo, la obra pública y el servicio público. Son tres aspectos que no estamos resignando bajo ningún punto de vista", expresó Abed.

Del Río estuvo en la misma sintonía que su colega: "No se han resentido los servicios, ni la obra pública, ni mucho menos el personal. Nosotros podemos soportar cuatro meses de pagos de sueldos sin ningún ingreso gracias a los ahorros que tenemos".

"Estamos discutiendo cómo paliar el déficit pero no discutimos cómo se produjo. En un año y medio pasamos de tener una provincia y municipios con superávit a estar como estamos. Hay responsabilidades propias que hay que poner sobre la mesa", disparó Del Río, y se quejó de la recurrente indiferencia estatal: "No recibimos ayuda de ningún tipo. El ejemplo máximo es el último festival de Rivadavia le Canta al País, que no tuvimos ningún apoyo institucional de Mendoza pero sí el auspicio del Gobierno de San Luis".

Comentá la nota