Los intendentes se han endeudado un 25% más

La inversión en obras públicas y -en especial- los aumentos salariales para los estatales afectan las arcas de las administraciones locales. La deuda neta de las municipalidades, según los datos oficiales, crecerá $ 150 millones durante este ejercicio presupuestario.
Aunque a 2009 le queda aún poco más de un trimestre, las contundentes consecuencias de la crisis financiera ya pueden apreciarse en Tucumán. Uno de los hechos más notables es el incremento del pasivo de los municipios tucumanos.

El ministro de Economía de la Provincia, Jorge Jiménez, puntualizó a LA GACETA que, según las proyecciones oficiales, las administraciones de las ciudades tucumanas concluirán este año con un incremento de su endeudamiento neto que rondará los $ 150 millones.

El funcionario explicó que, en la actualidad, hay un fideicomiso (el Fondo Fiduciario Municipal) que atiende dos objetivos concretos: el pago de los sueldos de los municipales (gastos corrientes) y la realización de obras públicas. Precisamente, todos los años el Poder Ejecutivo decreta la asistencia a los municipios para garantizar el pago de la planilla salarial y la realización de trabajos de infraestructura comunitaria, mediante el Pacto Social.

Los intendentes (previo aval de los Concejos Deliberantes) suscriben los correspondientes acuerdos con el Gobierno y ponen como garantía los fondos que recibirán por coparticipación federal de impuestos.

Por eso, explica Jiménez, existe una suerte de "deuda estacional" de los gobiernos locales, que se cancela cuando la Nación remite los fondos. "Hoy, por ejemplo, calculamos que aumentó alrededor de $ 400 millones, sobre unos $ 600 millones de pasivo que las municipalidades ya tenían. Pero al final del ejercicio presupuestario, cuando se complete la remisión de los fondos públicos, el endeudamiento neto habrá aumentado unos $ 150 millones", subrayó el funcionario. Es decir, una suba del 25% respecto del pasivo de arrastre.

Situación controlada

Consultados por este diario, hay intendentes que sostienen que han disminuido el pasivo con la Provincia (Ver "Algunos..."). Otros, en cambio, reconocen que lo incrementaron en un 35% (Ver "En el interior..."). El ministro de Economía, en consonancia con estos últimos, advierte que el aumento de la deuda municipal se debe tanto a la inversión en obra pública que prioriza el gobernador, José Alperovich, como a los aumentos salariales que debieron otorgarse a los estatales.

Jiménez puntualizó, sin embargo, que la situación financiera está controlada. "Los recursos fueron fijados en el Presupuesto (2009) y se recalculan según los fondos que llegan de la Nación. Cuando disminuye la coparticipación, también merman los fondos para el interior", concluyó.

Comentá la nota