Intendentes disputan por la conducción y el perfil electoral

Giménez propicia listas propias y Gatica, alianzas. Optimismo de mestristas.
Aunque el mandato de las actuales autoridades partidarias se prorrogó y la interna para renovar la conducción se prorrogó para el 26 de abril próximo, en la UCR no cesan los posicionamientos de distintos sectores para intentar conducir el partido e incidir en la estrategia electoral para 2009.

En las últimas horas, por distintas vías los dos foros que congregan a intendentes –los que se podrían denominar como puramente radicales, encabezados por Alberto Giménez (Mina Clavero) y los pro juecistas, alineados con Marcelino Gatica (Jesús María)– ratificaron su pretensión de disputar espacios de poder en el centenario partido.

Por su lado, el núcleo mestrista Confluencia llamó a “afianzar” el partido y a convertirse” en opción” de poder a nivel municipal y provincial.

Los denominados Radicales de Frente, que integran el juecista Frente Cívico y propugnan una amplia alianza electoral, se reunieron ayer en Jesús María y reivindicaron las banderas que levantan desde hace varios meses: reafirmaron su identidad radical y la vocación de presidir el partido a través de Gatica, aunque ese dirigente está echado de la UCR. También volvieron a ratificar su pertenencia al Frente Cívico, del cual se consideran una fuerte expresión territorial en unos 40 municipios.

En tercer lugar, reclamaron la necesidad de discutir el perfil de potenciales aliados. A nivel provincial, este grupo rechaza el acercamiento que Juez propicia con Mario Negri, mientras que en el orden nacional, las simpatías se reparten entre Julio Cobos, Hermes Binner y Elisa Carrió. En este último punto, los Radicales de Frente esbozan una crítica solapada al manejo personalista de Juez como líder del Frente Cívico, en cuanto a que avanza en posibles acuerdos sin consultar a sus socios.

Si bien los radicales frentistas se proclaman “equidistantes” en la interna entre Juez y Giacomino en la coalición, la presencia ayer en Jesús María del intendente de Córdoba se convirtió en un dato de relevancia. Es que, en los últimos meses, mientras más se acercó Juez a Negri y a Oscar Aguad, más hicieron lo propio los intendentes que responden a Gatica con su par de la Capital.

Además, ayer no estuvo en Jesús María el legislador Miguel Ortiz Pellegrini (Frente Cívico), otro de los radicales frentistas, aunque claramente alineado con Juez y enfrentado a Giacomino.

Además de Gatica y Giacomino, estuvieron, entre otros, Guillermo Cruccianelli (Río I) y Germán Jalil (Unquillo).

Identidad propia. Por su lado, desde el Foro de Intendentes Radicales, que conduce Alberto Giménez, se difundió una declaración titulada “El radicalismo debe marcar su propio camino”, que lleva la firma de 71 intendentes y presidentes comunales.

El documento señala que “es la oportunidad histórica de iniciar la marcha hacia la conducción de la UCR de Córdoba” y enfatiza la voluntad de los firmantes de involucrarse “directamente en la conducción del partido”. Para ello, formarán una comisión política que tomará contacto con las corrientes internas en pos de armar una conducción partidaria de consenso.

El otro punto central es el rechazo a cualquier alianza con el juecismo. Plantean que la UCR debe participar en las elecciones legislativas de 2009 “con una lista propia, con candidatos del radicalismo, como punto de partida para la recuperación”.

De acuerdo con la información suministrada desde el Foro, firman el documento, entre otros, los intendentes Carlos Felpeto (Villa Carlos Paz), Luis Brouwer de Koning (Río Tercero), Alejandro Teijeiro (Deán Funes), Gaspar Lemos (Río Ceballos), Alberto Giménez (Mina Clavero), Daniel Arzani (Malvinas Argentinas), Daniel Salibi (Mendiolaza) y Walter Ferreyra (Calchín Oeste y titular del Congreso partidario). También adhiere Marta Borello (San Francisco), titular del Foro de Concejales.

Cierre mestrista. Los referentes de Confluencia, por su parte, se reunieron el viernes por la noche en Juniors. Estuvieron Ramón Mestre, Oscar Aguad y Jorge Font, además de unos tres mil militantes.

El concejal Mestre sostuvo que la UCR “necesita más que nunca afianzar al partido” y pidió “dejar de mirar a los costados a otros partidos que sólo buscan un fin personal”, en una referencia que pareció tener como destinatario al juecismo.

“Hay muchísimos dirigentes radicales que pueden ser quienes gobiernen en 2011 la ciudad y la provincia”, agregó, tras considerar que la UCR “está en condiciones de ser la verdadera opción en Córdoba”.

A su turno, Aguad vaticinó la “vuelta” de la UCR al poder y llamó a sus correligionarios a “prepararse para gobernar”.

Comentá la nota