Intendentes dicen que el plan “es maquillaje”

Reproches. El jueves el gobernador Daniel Scioli escuchó los reclamos de los intendentes en La Plata.

Para responder a la demanda de mayor seguridad, el gobernador bonaerense Daniel Scioli anunció esta semana una reforma a la cúpula policial. Además, convocó a intendentes, legisladores y miembros del Poder Judicial a sumar propuestas para hacer frente al delito.

Sin embargo, la iniciativa del mandatario dejó más dudas que certezas. Un jefe policial y varios intendentes criticaron el cambio de mando en la fuerza y advirtieron que se trata de un “maquillaje” que no frenará la ola de inseguridad. Quien respaldó ayer a Scioli fue el jefe de Gabinete, Sergio Massa, al mostrarse con él en una entrega de patrulleros y decir que “hay una decisión del Gobierno Nacional de llevar un combate contra la inseguridad”.

Ante la creciente ola de inseguridad, Scioli nombró a cuatro jefes policiales para monitorear desde el terreno lo que pasa en el Conurbano y el interior, pero al menos hasta ahora, la medida no fue acompañada de un plan integral contra el delito.

“En la reunión con el gobernador coincidimos en que lo que se necesita es más presupuesto para seguridad”, confesó uno de los intendentes del GBA, que el jueves estuvo presente en la cumbre de La Plata.

“La división que realizó Scioli con la policía no va a servir para cambiar la sensación térmica de la gente sobre la inseguridad, es sólo maquillaje”, añadió otro de los jefes comunales presentes en diálogo con PERFIL.

En los días previos, los intendentes habían cercado al gobernador con sus planteos y habían avanzado en el armado de fuerzas de seguridad municipales. Tampoco dentro de la Policía Bonaerense existe convicción sobre la efectividad de los cambios. “El cambio de jefes no es significativo y por sí solo no va a resolver el problema de la inseguridad. Faltan recursos humanos y materiales”, reconoció en off el titular de una departamental de esa fuerza, sintetizando el pensamiento de varios de sus pares.

“Soy médico, y como médico tengo que saber lo que hay en el quirófano para poder hacer una intervención. Les pido a todos que para la próxima reunión comencemos a dilucidar las cosas con las que contamos para saber cómo atacamos el problema”, solicitó el intendente de Berazategui, Juan José Mussi.

Los jefes comunales también se quejaron por la falta de disposición del ministro de Seguridad, Carlos Stornelli, a escuchar sus problemas. Para poner paños fríos, Stornelli les prometió seguir con la entrega de 1.800 patrulleros y les anunció que dentro de un mes habrá 1.500 policías más, recién egresados.

Al ministro de Justicia, Ricardo Casal, los jefes comunales le advirtieron sobre el problema de las “puertas giratorias”, en alusión a los internos que son liberados y vuelven a delinquir. El Gobierno prevé modificar la situación con la reforma al Código Procesal Penal.

Por otra parte, el gobernador volvió a sufrir críticas por su idea de bajar la edad de imputabilidad de los menores. Carmen Argibay, ministra de la Corte Suprema de la Nación, advirtió que con el criterio de Scioli “primero la bajan a los 14, luego a los 12, y después meten presos a chicos de tres años”.

Comentá la nota