Intendentes dejan a la vista las disputas en la UCR

Intendentes dejan a la vista las disputas en la UCR
Un grupo se reunirá mañana en Chichinales y Ferreira, presidente del foro que debería agruparlos, convoca a un encuentro aparte. Las críticas a Saiz aparecen como trasfondo de la puja.
Cruce interno de jefes oficialistas. Un grupo de intendentes radicales se reúne mañana en Chichinales para exponer su incondicional alineación al gobierno de Miguel Saiz y, además, reclamar un posicionamiento activo del Foro, que conduce Jorge Ferreira.

En contrapartida, la conducción del Foro convocó para el viernes 4 de setiembre a una jornada de capacitación. Esta convocatoria comprende a "jefes comunales e integrantes de los gabinetes" para "colaborar con la optimización de las administraciones locales". Se prevé "brindar herramientas de conducción que fortalezcan la gestión" y "construir una visión que fortalezca la articulación" de los gobiernos con la política.

La reunión disidente se postergó en dos ocasiones y ahora se anunció para mañana. Su asistencia es un interrogante, pero los organizadores proyectan más de una decena de intendentes: el anfitrión, José Rivas, Leonardo Ballester (Huergo), Mabel Yauhar (Los Menucos), Juan Neyra (Belisle), Marcos Pérez (Maquinchao), Hugo Cubarrubia (Dina Huapi), Nelson Iribarren (Sierra Grande), Hugo Funes (Chimpay), y Yamil Direne (Valcheta). También creen en las promesas de Juan Villalba (Río Colorado) y María Rosa Iémolo (Catriel).

La convocatoria es para reactivar al Foro "en lo político y en la gestión" y, además, reafirmar su férreo resguardo al gobierno de Saiz.

Se quejan que no existen reuniones del Foro y, aún los cuidados, el movimiento así cuestiona la conducción de Ferreira. Piensan en un mando rotativo y que cada anfitrión sea vocero y lidere el temario de los encuentros.

En sus respuestas, el jefe comunal de Viedma relativizó el encuentro ajeno y destacó que el llamado sólo debilita más al gobierno de Saiz, en referencia a la división que quedará expuesta. Ferreira primero hizo público que no irá a Chichinales y, después se lo habría ratificado a Rivas cuando éste lo invitó en la tarde del viernes. Se excusó por compromisos gubernamentales.

Antes, Ferreira expuso su reacción: la reunión del Foro para setiembre. Los díscolos prometen concurrir.

Hay hilos que amarran a la reunión de Chichinales con despachos provinciales. Hay razones y actores ligados al secretario General, Francisco González, quien niega cualquier participación en la convocatoria a su localidad.

El presente muestra un fuerte desafío entre Ferreira y González. Después de las elecciones, el intendente lo vapuleó cuando acusó a parte del gobierno de Saiz de ocuparse más en las candidaturas para el 2011 que en la campaña de Hugo Castañón. Con un triunfo en Viedma, Ferreira recriminó ese desvío a funcionarios de Saiz. Hablaba de González.

La molestia del viedmense se gestó en información que ubicaba al Secretario General prometiendo respaldo al ex vicegobernador, Mario De Rege, para la candidatura a intendente de Viedma.

Ferreira planteó ese contrapunto al gobernador.

En el Comité de la UCR, el jefe comunal aludió a los funcionarios desviados y Saiz fue más directo. "Estás hablando de Ringo. Eso, a mí no me consta", le replicó.

La respuesta no alcanzó y Ferreira insistió en ese enfrentamiento.

En un enfoque general, Ferreira y otros intendentes -como Marcelo Cascón de Bariloche- tienen una mirada crítica de la gestión de Saiz.

Este posicionamiento fue razón suficiente para eludir reuniones del Foro que derivaran en reacciones contrarias al mandato político de respaldar al gobierno provincial. También para esquivar ámbitos de censuras cruzadas. (AV)

Comentá la nota