Los intendentes se defienden. Jure: "Decir que es una Mesa K es malintencionado y mezquino"

El jefe comunal negó que el armado junto a Accastello y Giacomino apunte a generarle una estructura de poder paralela a la Provincia. "Aspiro a tener una buena relación con el gobierno de Schiaretti", dijo.

"No es ver­dad que es­te­mos ar­man­do una es­truc­tu­ra de po­der pa­ra­le­lo", di­ce Juan Ju­re, uno de los in­te­gran­tes de la Me­sa de los Tres que tan­to ma­les­tar ha cau­sa­do en el go­bier­no pro­vin­cial. Jun­to con Da­niel Gia­co­mi­no, de Cór­do­ba, y Eduar­do Ac­cas­te­llo, de Vi­lla Ma­ría, han rea­li­za­do una de las mo­vi­das po­lí­ti­cas que más cim­bro­na­zos ha pro­vo­ca­do en los úl­ti­mos tiem­pos.

La Me­sa de los Tres ha si­do til­da­da de kirch­ne­ris­ta. Ju­re lo des­mien­te: "Só­lo tie­ne la fun­ción de en­con­trar so­lu­cio­nes co­mu­nes a los pro­ble­mas co­mu­nes". En ese sen­ti­do, en la reu­nión que el vier­nes se hi­zo en Río Cuar­to, anun­cia­ron la crea­ción del ban­co mu­ni­ci­pal de de­sa­rro­llo.

- ¿Qué ex­pec­ta­ti­va tie­ne con el ban­co de los tres mu­ni­ci­pios?

- He­mos de­fi­ni­do un pro­yec­to de crea­ción del ban­co de de­sa­rro­llo. Coin­ci­di­mos en que los mu­ni­ci­pios ocu­pan un rol cen­tral co­mo pro­mo­to­res del de­sa­rro­llo lo­cal y re­gio­nal. En ese sen­ti­do y con el ob­je­ti­vo de ca­na­li­zar en for­ma pro­duc­ti­va el aho­rro lo­cal, se ha de­ci­di­do avan­zar en la con­for­ma­ción de una es­truc­tu­ra que pue­da ac­tuar co­mo agen­te fi­nan­cie­ro mu­ni­ci­pal. Ese ban­co de­be ser una he­rra­mien­ta de fi­nan­cia­mien­to de cor­to y de lar­go pla­zo así co­mo tam­bién una for­ma de fi­nan­ciar las in­ver­sio­nes vin­cu­la­das con la in­fraes­truc­tu­ra de nues­tras ciu­da­des. Es pa­ra dar res­pues­ta a las ne­ce­si­da­des que tie­nen los mu­ni­ci­pios pe­ro, ade­más, pa­ra ca­na­li­zar los aho­rros y los ex­ce­den­tes re­gio­na­les pa­ra po­ner en va­lor un pro­yec­to de de­sa­rro­llo.

- ¿La idea es tam­bién pa­ra te­ner más au­to­no­mía?

- Sí, por­que to­dos los mu­ni­ci­pios te­ne­mos las mis­mas ne­ce­si­da­des y siem­pre es­ta­mos bus­can­do al­ter­na­ti­vas que de­pen­den de otros. En es­to, lo im­por­tan­te es que si lo pen­sá­ra­mos de ma­ne­ra in­di­vi­dual, por la es­ca­la se ha­ce mu­chí­si­mo más di­fí­cil. Lo in­te­re­san­te es po­der con­tar con las cua­tro ciu­da­des -por­que ha ma­ni­fes­ta­do su in­te­rés Car­los Paz- más im­por­tan­tes de la pro­vin­cia, lo que le da un vo­lu­men to­tal­men­te dis­tin­to.

- ¿Qué que­dó de la idea de ir a la Bol­sa de Va­lo­res pa­ra bus­car un fi­nan­cia­mien­to de cor­to pla­zo?

- Son dos lí­neas de tra­ba­jo dis­tin­tas. Lo in­te­re­san­te es que nos he­mos jun­ta­do las ciu­da­des más im­por­tan­tes no só­lo pa­ra ges­tio­nar la cri­sis y po­der sa­lir de la co­yun­tu­ra. Pa­ra la cri­sis hay una se­rie de me­di­das que ve­ni­mos tra­ba­jan­do y que son de ab­so­lu­to cor­to pla­zo: la Bol­sa de Va­lo­res, la bús­que­da de la emi­sión de un bo­no pa­ra la obra pú­bli­ca. Pe­ro es­ta con­for­ma­ción de las prin­ci­pa­les ciu­da­des tam­bién pien­sa en un pro­yec­to de me­dia­no y lar­go pla­zo, que pien­sa en el fu­tu­ro. Es ir pen­san­do en he­rra­mien­tas só­li­das pa­ra el de­sa­rro­llo de nues­tras re­gio­nes. In­clu­si­ve, por ahí ex­ce­de a los ac­to­res que es­ta­mos hoy. Son dos lí­neas pa­ra­le­las que ha­blan de la in­ten­cio­na­li­dad de con­so­li­dar es­te es­pa­cio de tra­ba­jo.

-¿Có­mo to­man la lec­tu­ra po­lí­ti­ca que se ha he­cho del tra­ba­jo con­jun­to en­tre Río Cuar­to, Cór­do­ba y Vi­lla Ma­ría? Al­gu­nos in­ter­pre­tan que se tra­ta de una me­sa K y que los 3 in­ten­den­tes bus­can crear una es­truc­tu­ra pa­ra­le­la pa­ra dis­pu­tar­le pro­ta­go­nis­mo y po­der al go­bier­no pro­vin­cial.

- No. Lo to­mo co­mo lo que es. Ten­go muy cla­ra la fi­lia­ción par­ti­da­ria que ten­go. Es­ta es una me­sa de ges­tión que es­tá avan­zan­do en po­der so­lu­cio­nar los pro­ble­mas de ma­ne­ra con­jun­ta. Hay gen­te de dis­tin­ta pro­ce­den­cia par­ti­da­ria y po­lí­ti­ca. Lo que va­lo­ro es que di­ri­gen­tes de dis­tin­tos par­ti­dos po­lí­ti­cos nos es­ta­mos jun­tan­do. Lo de­más es una es­pe­cu­la­ción po­lí­ti­ca que ha­cen otros. Yo es­toy sen­ta­do a esa Me­sa des­de mi con­di­ción de in­ten­den­te de Río Cuar­to, pen­san­do en có­mo so­lu­cio­nar los pro­ble­mas de Río Cua­rot. En lo par­ti­da­rio, soy ra­di­cal y tra­ba­ja­ré siem­pre en fun­ción de los in­te­re­ses y las al­ter­na­ti­vas que me pro­pon­ga el ra­di­ca­lis­mo. En eso no hay nin­gu­na du­da. De­cir que es una me­sa K es una es­pe­cu­la­ción mez­qui­na y mal in­ten­cio­na­da. Es una me­sa de in­ten­den­tes de dis­tin­ta pro­ce­den­cia.

- Es­tá bien, pe­ro lo pri­me­ro que se plan­teó pú­bli­ca­men­te es la in­ten­ción de ha­cer vi­vien­das sin la par­ti­ci­pa­ción de la Pro­vin­cia. Se en­ten­dió co­mo un de­sa­fío al go­bier­no de Schia­ret­ti.

- No. Lo que di­go es que co­mo in­ten­den­te ten­go la ne­ce­si­dad de ha­cer vi­vien­das por­que Río Cuar­to tie­ne un dé­fi­cit im­por­tan­te. Las quie­ro ha­cer con la par­ti­ci­pa­ción de la Pro­vin­cia o sin ella. No me in­te­re­sa quién par­ti­ci­pe si­no que las vi­vien­das se ha­gan. Lo que no pue­do es re­sig­nar­me a que la res­pues­ta sea "no se pue­de ha­cer". No. Va­mos a bus­car to­das las al­ter­na­ti­vas po­si­bles pa­ra ha­cer vi­vien­das. Si vie­nen los fon­dos de ma­ne­ra di­rec­ta des­de la Na­ción, las va­mos a ha­cer. Si vie­nen des­de la Pro­vin­cia, las va­mos a ha­cer. No ten­go pre­jui­cios. Y es­to no tie­ne na­da que ver con ge­ne­rar una es­truc­tu­ra pa­ra­le­la. Es­tas son ne­ce­si­da­des de los mu­ni­ci­pios y si no­so­tros no bus­ca­mos las so­lu­cio­nes na­die nos las da. Es así de cla­ro. El fi­nan­cia­mien­to que ne­ce­si­ta­mos la Pro­vin­cia no lo apor­ta. La Na­ción tam­po­co. No es­ta­mos avan­zan­do so­bre nin­gu­na cues­tión que va­ya más allá y eso no pue­de mo­les­tar a na­die.

- Sin em­bar­go, a la Pro­vin­cia no le ha gus­ta­do.

- As­pi­ro a se­guir te­nien­do la me­jor re­la­ción con la Pro­vin­cia. Soy de un sig­no po­lí­ti­co dis­tin­to al del go­bier­no pro­vin­cial y al del go­bier­no na­cio­nal. Pe­ro co­mo in­ten­den­te ten­go la obli­ga­ción de te­ner las me­jo­res re­la­cio­nes ins­ti­tu­cio­na­les tan­to con uno co­mo con otro por­que soy in­ten­den­te de to­dos­ los rio­cuar­ten­ses.

- ¿Se ha pen­sa­do en có­mo va a ser la re­la­ción con la Pro­vin­cia? En al­gún mo­men­to, la Me­sa ha­rá al­gún plan­teo ins­ti­tu­cio­nal.

- La re­la­ción con la Pro­vin­cia es bue­na. Tam­bién es cier­to que hay te­mas que po­de­mos dis­cu­tir con la Pro­vin­cia des­de es­te po­si­cio­na­mien­to de las ciu­da­des más im­por­tan­tes de Cór­do­ba.

- ¿Pien­san se­guir in­cor­po­ran­do a otros in­ten­den­tes?

- En prin­ci­pio, no lo he­mos con­ver­sa­do. Nos jun­ta­mos las in­ten­den­cias que te­ne­mos ca­rac­te­rís­ti­cas si­mi­la­res, pe­ro tam­po­co es pa­ra des­car­tar que se in­cor­po­ren más in­ten­den­tes. Co­mo no es un mo­vi­mien­to po­lí­ti­co si­no un es­pa­cio de ges­tión...

- Pe­ro que tres o cua­tro in­ten­den­tes se jun­ten emi­te un men­sa­je po­lí­ti­co.

- Bue­no, pe­ro tie­ne que ver con te­mas es­pe­cí­fi­cos de ges­tión, nin­gún otro te­ma.

- ¿No hay un pro­yec­to po­lí­ti­co de­trás?

-  No, por­que per­te­ne­ce­mos a pro­yec­tos po­lí­ti­cos dis­tin­tos. En lo que a mí res­pec­ta, es­toy con­ven­ci­do de que el pró­xi­mo go­ber­na­dor va a ser Os­car Aguad y te­ne­mos que es­tar pre­pa­rán­do­nos pa­ra eso. No sé qué pien­san los otros in­ten­den­tes; se­gu­ra­men­te no es­tán pen­san­do lo mis­mo. Pe­ro es­to no tie­ne que ser una materia a discutir.

- ¿Qué re­per­cu­sio­nes tu­vo den­tro del ra­di­ca­lis­mo la Me­sa de los Tres? ¿Có­mo ca­yó?

- La ver­dad es que no sé. No he ido a pe­dir­le per­mi­so al par­ti­do porque es una de­ci­sión de ges­tión y a ese ti­po de de­ci­sio­nes las to­mo yo. Pe­ro su­pon­go que de­be ha­ber caí­do bien. Se­gura­men­te, el radicalismo de­be es­tar preo­cu­pa­do por la gen­te.

- ¿Qué espera de la in­ter­na ra­di­cal?

- Que par­ti­ci­pen los ra­di­ca­les. Y que salga un partido fuerte para acompañar al gobierno municipal y trabajar para la victoria en la provincia en 2011.

Impuesto a la valija

Los in­ten­den­tes de la Me­sa de los Tres -que con­for­man Juan Ju­re, Eduar­do Ac­cas­te­llo y Da­niel Gia­co­mi­no- de­ci­die­ron de­fen­der en con­jun­to la apli­ca­ción del im­pues­to a la va­li­ja, por el cual los mu­ni­ci­pios les co­bran a las em­pre­sas fo­rá­neas la ta­sa de Co­mer­cio e In­dus­tria.

"Hu­bo coin­ci­den­cias ab­so­lu­tas en la ne­ce­si­dad de de­fen­der la a­pli­ca­ción de la ta­sa de Co­mer­cio e In­dus­tria a aque­llas em­pre­sas de otras ju­ris­dic­cio­nes que rea­li­zan su ac­ti­vi­dad lu­cra­ti­va en nues­tras ciu­da­des. El cri­te­rio que de­be pri­mar en es­te te­ma es el de la au­to­no­mía mu­ni­ci­pal y el del fe­de­ra­lis­mo fis­cal, tal co­mo lo ex­pre­só en sus fa­llos el Tri­bu­nal Su­pe­rior de Jus­ti­cia de la Pro­vin­cia", ma­ni­fes­tó el in­ten­den­te Ju­re.

Comentá la nota