Intendentes defienden su campaña con el PJ

El Acuerdo Cívico metió el dedo en la llaga y se "solidarizó" con los intendentes del PJ que son "obligados" a hacer campaña por el kirchnerismo. Dos jefes comunales oficialistas salieron al cruce.
Cristina Cremer, candidata a diputada nacional, acusó a algunos intendentes del PJ de estar "haciendo la plancha" en el marco de la campaña; el presidente de la Cámara de Diputados abonó a la teoría recordando "la responsabilidad" que les cabe ante una elección. Y el candidato en primer término del Acuerdo Cívico y Social se "solidarizó" con los presidentes municipales a quienes dijo entender las supuestas dificultades que tendrían para pedir el voto desde el kirchnerismo.

Reaccionaron José Carlos Halle y Juan Javier García

"Que el candidato se concentre en exponer sus ideas y nos deje hacer nuestro trabajo", dijo categórico el intendente Halle. "Evidentemente (Atilio) Benedetti está mirando otra película –disparó Halle- cuando habla de la crisis propiciada por el actual gobierno y, lo que es peor, insulta la memoria de los ciudadanos que saben perfectamente hasta dónde caímos en 2001, en manos de la fuerza política que hoy representa, y lo difícil que fue construir un presente dónde, aunque queda mucho por hacer, existe previsibilidad económica e institucional; dónde es posible trabajar y proyectar", comparó.

"Que el candidato se concentre en exponer sus ideas y nos deje a nosotros, los intendentes peronistas, hacer nuestro trabajo. Con aciertos y errores, somos nosotros los que abordamos todos los días las demandas ciudadanas trabajando para producir las respuestas. Nosotros no hablamos con discursos. Hablamos con hechos, con trabajo, con coherencia de acción que trasciende un momento electoral", aseveró.

"La agresión y la descalificación per se, han saturado ya la paciencia de los ciudadanos. Declaraciones explosivas, más vinculadas a fuegos de artificio que a argumentación de ideas y de proyectos, sólo restan al juego democrático, ese que los militantes del centenario partido afirman defender. No es momento. Son otras las cosas que el pueblo quiere escuchar y, sobre todo, ver", añadió el intendente Halle.

"Creo que, a una semana de la definición sobre quiénes nos representarán a los entrerrianos en el Congreso de la Nación, es aconsejable un alto el fuego declarativo y mediático para que los ciudadanos puedan hacer su propio balance; hacer memoria, comparar y sacar sus propias conclusiones", aconsejó.

"En este proceso, es que yo los insto a preguntarse y responderse con honestidad: ¿Bajo qué gobierno el país y la provincia presentaron un escenario de estabilidad (económica, política y social) que permita trabajar y proyectar a mediano plazo? ¿Cuándo hubo seguridad en las fuentes laborales y perspectivas de crecimiento para cada uno en lo suyo? ¿Qué es lo que cada uno de los vecinos ha podido hacer los últimos años; pudo cambiar el auto, ampliar la casa, comprarla? ¿Cuándo los jubilados pudieron llegar con dignidad a fin de mes? ¿Cuándo los asalariados tuvieron un periodo tan largo de previsibilidad? ¿Cuándo los emprendedores tuvieron reglas claras y estables para desarrollar sus proyectos? ¿Cuándo fue posible tener vacaciones o llegar a un ahorro, aunque sea pequeño? Y las preguntas siguen", defendió Halle.

"Hay datos de la realidad que cada uno de nosotros experimentamos a diario y que chocan contra los pronósticos catastróficos propios de estos momentos, ampliados exponencialmente por la arremetida de los medios de Capital Federal. Pero creo que no podemos soslayar, por ejemplo, que esta es quizá la primera vez que un crisis exógena, aún con las características globalizadas y particulares de esta crisis internacional que expulsó millones de puestos de trabajo, fundió empresas, hizo tambalear estados y que, sin embargo, en nuestro país, siempre propenso a resfriarse cuando alguien estornuda cerca, significó en todo caso una ralentización del crecimiento", dijo defendiendo la gestión nacional.

"Este y otros datos de la estricta realidad, poseen la suficiente contundencia como para imponerse a los discursos floridos y rimbombantes que nacen y mueren en el juego de la puja electoral, pero que de ninguna manera pueden tapar los hechos. El sol, no se tapa con la mano", concluyó.

Un kirchnerista también al cruce

García dijo que este tipo de expresiones "son típicas de personajes que toman a la actividad política como un entretenimiento o un mero pasatiempo".

"Hablar con tanta liviandad demuestra la escasa formación de este seudo dirigente que impuso su candidatura en la UCR a fuerza de plata, para luego denostar y destruir los acuerdos programáticos que tenía el centenario partido con el socialismo con el único fin de introducir a sus amigos de la sociedad rural en las listas", fustigó el intendente urribarrista.

"Su visión de la política no es otra que la misma que los alumnos de las clases de TV de Mariano Grondona, que viven encerrados en una burbuja muy lejos de los ciudadanos que habitamos y trabajamos nuestro país", criticó.

"Sólo una cabeza formateada por los voceros de los grupos más reaccionarios del conservadurismo de nuestro país puede armar una lista en una provincia como Entre Ríos por teléfono con la Piba Bullrich y Elisa Carrió, como el pueblo puede pensar que este señor defiende el federalismo si terminó de rodillas ante los planes de la señora que habla con Dios, que eligió a su ‘amiga’ Hilma Ré, y armó la lista de esta nueva Alianza entrerriana desde su cama y por teléfono, que es el lugar donde ella dice que más le gusta trabajar, muy lejos de donde vive día a día el pueblo trabajador que ha sacado este país adelante", continuó el intendente con sus críticas.

"Parece que Benedetti empezó a perder la calma y entendió que comprando punteros no se puede ganar una elección general, ahora es muy tarde y se chocó con la realidad, la misma realidad que llevó a la desesperación a su compañero Chemes que lo llevo a sacarse la careta y decir lo que verdaderamente piensa", aseveró García.

"La realidad con que se chocaron estos tipos es que la gente reconoce muy bien este ciclo de crecimiento, desarrollo y generación de empleo que venimos desarrollando en todos los pueblos y ciudades de nuestra provincia desde el año 2003 a la fecha, y no va a rifar tanto esfuerzo y trabajo conjunto que vienen haciendo los gobiernos nacional, provincial y los municipios en cada rincón de Entre Ríos", defendió García.

"Todos los intendentes peronistas reivindicamos a nuestros compañeros porque somos partes de un todo, y nos hacemos cargo de los aciertos y de los errores, no le quepa duda Benedetti que el salto cualitativo que vive nuestra provincia fue por los gobiernos que defendemos y reivindicamos con nombre y apellido, el de Néstor Kirchner, Cristina Fernández, Jorge Busti y Sergio Urribarri", dijo sin olvidar la mención a nadie. Ni siquiera a Busti con quién a mentenido serias diferencias internas.

Finalmente, dio cuenta de "la unidad del peronismo" y el trabajo "diario y militante de sus cuadros políticos en el seno de la comunidad" que "no se puede destruir con unas simples declaraciones llenas de formalismos y vacías de contenido".

"El pueblo nos va a acompañar el próximo domingo con la lista del Frente Justicialista Entrerriano y seguramente muchos de estos personajes volverán a cuidar sus negocios personales, y dejarán la actividad política, esperando por el bien de la democracia que tomen la posta de su partido aquellos que tienen vocación de servicio público, defensa del estado y no solo fines privatistas", pronosticó.

Comentá la nota