Intendentes de la costa del Uruguay sumaron críticas a los asambleístas

Salvo el intendente de Gualeguaychú, los demás intendentes de la costa del Uruguay salieron a respaldar al gobernador contra asambleístas. Son los jefes comunales de Colón, Concordia y Concepción del Uruguay.
"Como lo dije en muchas oportunidades, impedir la libre circulación cortando rutas o puentes con formas de protestar que ya cumplieron un ciclo y son hoy una metodología agotada que no conduce absolutamente a nada. Si no, hay que analizar por qué después de más de dos años de corte Botnia funciona normalmente y los únicos perjudicados son los vecinos de ambas orillas", sostuvo el intendente de Concordia, Gustavo Bordet, quien sumó su voz a la polémica desatada tras las amenazas de la Asamblea Ambiental de Gualeguaychú de cortar los tres puentes que unen a la Argentina con el Uruguay.

"Sinceramente creo que el planteo de cortar el puente internacional que nos une con Salto es una broma de mal gusto, producto de un fundamentalismo ambiental que en Concordia no tiene seguidores", añadió Bordet.

Asimismo dijo "no entender la reacción de la Asamblea Ambiental frente a una opinión prudente y sincera del gobernador, quien no ha dicho nada que sea contradictorio con toda la lucha por un ambiente sano e incluso ha remarcado que ciertamente hay peligro de que en algunos años haya contaminación por acumulación, pero que frente a ello no podemos paralizarnos, sino que debemos encontrar formas creativas para que nuestra región se desarrolle social, económica y productivamente", acotó luego.

Por último, Bordet cargó nuevamente contra integrantes de la Asamblea Ambiental diciendo: "En ella hay algunos que son intolerantes y por eso no soportan que nadie exprese una posición diferente a la que sustentan, aunque lo que se esté diciendo sea la más absoluta verdad, como lo que sostuvo el gobernador Urribarri".

Marsó: "Hay una especie de autoritarismo ambiental"

"El gobernador Sergio Urribarri dijo la verdad: no hay pruebas de que Botnia contamine. Hay una fuerte posibilidad, claro está, a eso lo sabemos todos y es la causa por la cual hay una demanda internacional en marcha" expresó esta tarde el intendente de Colón, Hugo Marsó.

"Decir esto no es defender a Botnia, sino poner las cosas en su lugar. Creo que Gualeguaychú ha caído bajo una especie de autoritarismo ambiental y parecería que nadie puede cuestionar o decir algo diferente a lo que plantean algunos ambientalistas porque inmediatamente se corre el riesgo de ser acusados de pro Botnia, anti entrerriano o anti no sé qué", añadió.

Marsó recordó que tiempo atrás sostuvo una clara posición en contra de los cortes de ruta. "Cuando en su momento yo salí a decir lo que pensaba respecto de la instalación de la pastera y la forma de protestar, me declararon persona no grata, casí como si yo fuera un enemigo, pero gracias a eso y a la voluntad mayoritaria de la población de no sumarse a esa metodología en Colón se pudo disolver el corte y reanudar la comunicación con Paysandú", destacó.

"Mantener viva la relación con nuestros hermanos uruguayos sólo nos ha traído beneficios, ya que hay muchos puestos de trabajo directamente relacionados con la relación binacional y tenemos que defenderlos. Por eso repito que el bloqueo de rutas ?como nos están amenazando- no es la metodología", insistió Marsó.

Finalmente, agregó: "Estoy en un todo de acuerdo a la posición sincera, valiente y lógica que expresó el gobernador: hay que reestablecer los lazos con el Uruguay". Y aseguró que en su ciudad no habrá corte en el puente este verano: "No hay ánimo para eso. Deben ser 4 ó 5 personas las que están disponibles. No más", reveló.

Bisogni: "El fundamentalismo gobierna a la Asamblea"

“Lo que dijo el gobernador, Sergio Urribarri, es absolutamente cierto, y de tan cierto, molesta. No hay todavía ningún registro concreto de contaminación” de la pastera de Botnia, disparó el intendente de Concepción del Uruguay, Marcelo Bisogni. De inmediato, su par de Colón, Hugo Marsó, salió a respaldarlo y arremetió: “Decir esto no es defender a Botnia, sino poner las cosas en su lugar. Creo que Gualeguaychú ha caído bajo una especie de autoritarismo ambiental y parecería que nadie puede decir algo diferente”. En tanto, el jefe comunal de Concordia, Gustavo Bordet, reiteró sus cuestionamientos hacia los ambientalistas y aseguró que los bloqueos “sólo afectan a los vecinos”.

“La polémica que despertaron las declaraciones de Urribarri es, por un lado, producto del uso que hicieron de sus dichos algunos periodistas y, por otro, del fundamentalismo que gobierna a la Asamblea Ciudadana Ambiental de Gualeguaychú”, aseveró Bisogni.

Comentá la nota