“A los intendentes se les da más de lo que corresponde”.

Alperovich ratificó que asistirá a los municipios.
El gobernador, José Alperovich, afirmó ayer que su Gobierno jamás desatendió económicamente a los municipios en lo referido a la gestión de los residuos sólidos urbanos (RSU). Las manifestaciones del mandatario tuvieron lugar luego de que, durante la semana pasada, se desatara una polémica en torno a la ley (sancionada el jueves por la Legislatura) que traslada a los intendentes la responsabilidad por la disposición final de la basura. La iniciativa fue calificada de “irresponsable” por el jefe municipal de la capital, Domingo Amaya. Y el viernes, el secretario de ambiente de la Nación, Homero Bibiloni, advirtió que la propuesta fracasará si no va acompañada de un respaldo presupuestario acorde.

“Vamos a ayudar a los municipios como los ayudamos siempre”, aseveró el mandatario, cuando los periodistas le preguntaron en Tafí Viejo si preveía asistir a las intendencias para el manejo de los desperdicios urbanos. “A la capital le estamos dando todo el dinero para pagarle a Pacará Pintado”, aseveró, en referencia a la planta que se ocupa de la disposición final de los RSU de San Miguel de Tucumán.

“También le estamos dando todo lo que necesitan a Famaillá, a Concepción y a Monteros”, agregó.

Cuando le pidieron una opinión acerca de los cuestionamientos de Amaya, Alperovich fue tajante. “La Provincia le da a los intendentes mucho más dinero de lo que les corresponde por coparticipación. Yo no tenía conocimiento acerca de lo de Amaya, pero hablé después con él y no hay problema. Para que quede claro: si el Gobierno asistió tanto a los municipios, es porque, justamente, quiere ayudarlos. Y si hicieron tantas obras públicas, fue porque esta gestión les dio muchos más recursos que los que les correspondían”, subrayó.

Compromiso financiero

“Los intendentes venimos trabajando con las secretarías de Salud y de Medio Ambiente de la Provincia. Estamos en condiciones de hacernos cargo (de la disposición final de los RSU), porque el Gobierno nos brinda la ayuda necesaria”, manifestó el intendente taficeño, Javier Pucharras.

El jefe municipal precisó que en Tafí Viejo la recolección domiciliaria se realiza los lunes, miércoles y sábados, y que en cada jornada se recogen alrededor de 40 toneladas de basura. “La Provincia se comprometió a ayudarnos con unos $ 60.000 mensuales, lo que nos permitirá reconvertir el trabajo”, manifestó.

Pucharras sostuvo, además, que el terreno donde se hace la disposición final de los residuos taficeños tiene un suelo arcilloso, “lo cual permite una absorción perfecta”, resaltó.

Comentá la nota