Intendentes, con campaña a cuestas.

A pedido del gobernador, los jefes comunales están metidos de lleno en la búsqueda de los votos.
Ninguno es candidato para las próximas elecciones del 28 de junio, porque en San Juan sólo se eligen en esta oportunidad tres diputados nacionales, pero los 18 intendentes que reportan al Frente para la Victoria están trabajando de lleno en la campaña electoral. Organizan actos, participan en la caminatas, hablan con los vecinos y son los encargados de dar a conocer la propuesta del frente electoral.

La decisión de apuntalar a los candidatos no es casual. Al arrancar la campaña electoral, el gobernador José Luis Gioja los reunió a todos en Casa de Gobierno y les pidió que cada uno en su territorio lidere el trabajo político. Y el ejemplo lo dio él mismo cuando adelantó que se iba a poner la campaña al hombro.

De los 19 departamentos que hay en la provincia, la excepción es, por supuesto, el rawsino Mauricio Ibarra, quien decidió jugar por su propia cuenta en un frente electoral con el basualdismo y el PRO. Pero de los restantes están todos, incluido el bloquista Mauro Marinero en Iglesia, ya que un hombre de las filas del partido de la estrella, Edgardo Sancassani, integra la propuesta electoral para el 28.

"Por supuesto que les hemos pedido a todos que participen", confirmó ayer Gioja, gobernador y presidente del PJ, desde Jáchal. "Todos tienen que trabajar por el Frente para la Victoria y un buen resultado les sirve tanto a ellos como a este gobernador", dijo el mandatario.

¿Por qué les sirve a uno y a otros? Para Gioja, porque un buen resultado lo dejo bien parado si decide candidatearse para presidente de la Nación. Y aunque decidiera no hacerlo, si queda bien posicionado en lo que queda de la gestión de Cristina Fernández podrá exhibir los números a nivel nacional y exigir a la hora del reparto frente a otros distritos en los que los resultados no sean favorables.

Y para cada intendente, lograr demostrar el apoyo popular en su tierra les servirá para afianzar los proyectos políticos de cada uno y también para pedir su pedazo de la torta en el reparto local. Incluso, entre los jefes comunales están los que aspiran a una reelección o, de mínima, los que no quieren quedar afuera de la consideración política de este gobernador y del que venga. No hay que olvidar que en la pulseada para el 2011 incluso hay dos intendentes, Sergio Uñac (Pocito) y Marcelo Lima (Capital), que están anotados con la vista puesta en la posibilidad de la sucesión de Gioja.

Lo que juega a favor de los intendente locales es que, a diferencia de lo que pasó en la Provincia de Buenos Aires, en la que varios jefes comunales fueron llamados a encabezar las listas de concejales por la renovación de los concejos deliberantes, acá no ha ocurrido lo mismo. No tuvieron que sumar a las listas de las elecciones testimoniales, como se llama a ese tipo de candidaturas, sino que, por el contrario, acá se trata sólo de un trabajo político activo para apuntalar la lista que integran Daniel Tomas, Margarita Ferrá y Sancassani.

Y hasta en esa tarea ya se destacan unos sobre otros. En una encuesta del IOPPS publicada dos domingos atrás, entre los departamentos en los que estaban mejor posicionados los candidatos oficiales estaban Pocito, Sarmiento, Calingasta, Chimbas y Albardón, en todos los casos con más del 50 por ciento de las preferencias del electorado.

Los intendentes consultados dijeron que están a full con la campaña. Y más porque a la mayoría de ellos les toca también residir las juntas departamentales del PJ, salvo unas pocas excepciones, como en el caso de Cristian Andino, en San Martín, que tiene su propio partido político, que es Crecer.

Comentá la nota