Intendentes buscan aire

Un grupo de intendentes del Conurbano promueve una reforma de la Ley Orgánica de Municipalidades (LOM) que les permita, entre otras cosas, fijar el calendario electoral para liberarse de la boleta de los Kirchner en los próximos comicios.
El borrador del proyecto, de 150 páginas, comenzó a circular entre los jefes comunales peronistas del Gran Buenos Aires hace algo más de un mes. Hoy suma adhesiones y rechazos tanto en el oficialismo como en la oposición.

En el texto se propone, por ejemplo, que las comunas que cierren con déficit sus ejercicios no reciban sanciones patrimoniales por parte del Tribunal de Cuentas, y que las municipalidades no deban contar con autorización provincial para contraer créditos.

Además, se busca deslindar a los intendentes de responsabilidad económica con relación a los actos de administración y autorizar al Ejecutivo local a propiciar la inhibición general de bienes de deudores, sin intervención judicial.

"La FAM pide esta reforma desde hace mucho tiempo. Es necesario trabajar en la búsqueda de mayor autonomía y de modernizar esta legislación", explica uno de los barones del Conurbano.

El primer boceto de modificación de la LOM se repartió el 30 de septiembre, en una reunión que el gobernador Daniel Scioli mantuvo con con 45 intendentes del PJ en la residencia oficial.

En aquel cónclave trascendió la idea de separar las elecciones municipales de las provinciales y nacionales. Y comenzó la polémica.

Algunos jefes comunales del Conurbano aseguran que Néstor Kirchner trinó de furia cuando se enteró de la existencia de la iniciativa y, por lo bajo, reconocen que mandó a freezar el proyecto.

"El Pingüino, muy molesto, llamó a los intendentes y se canceló todo. De hecho, suspendieron la reunión que estaba pendiente para seguir analizando el tema y quedó todo en stand by", cuentan.

El encuentro anterior había tenido lugar en Almirante Brown. Allí convergieron los secretarios de Hacienda y de Legal y Técnica de las diferentes comunas de la Primera y la Tercera sección, para estudiar los lineamientos que habían preparado sus abogados.

¿Quién lo hizo?

Desde que se conoció el enojo del ex Presidente, nadie se atreve a reconocer la autoría del proyecto. Pero la mayoría de los referentes consultados por La Tecla coincide en que el promotor de la propuesta es el mandamás de Berazategui, Juan José Mussi.

En el acto del Día de la Lealtad realizado en el teatro Argentino de La Plata, el intendente lanzó ante la prensa: "Algunos medios se encargaron de abortar el proyecto, porque empezaron por lo menos importante, que era el cambio de la fecha de las elecciones".

-Pero esa propuesta figura en el borrador que se repartió entre los

jefes comunales del PJ.

-No. Esa idea ya se había dejado de lado. Pero los periodistas insistieron tanto en eso que, para no tener problemas (aunque era lo que menos importaba), lo dejé de lado. Esa parte del borrador la había elaborado el Tribunal de Cuentas. Nosotros la poníamos a consideración de todo el mundo, pero había cosas que eran mucho más importantes que eso.

-¿Tampoco piensan avanzar con los demás puntos de la propuesta?

-No. Porque siempre que se hace una reforma en algo, para los medios aparece como más importante lo electoral. Me acuerdo de cuando quisimos hacer una reforma de la Constitución verdaderamente valiosa, con un montón de artículos, todos se centraron en la reelección y terminaron abortándola.

-¿Se cancela definitivamente, entonces, el tratamiento de esta iniciativa?

-No se va ni a discutir porque, decididamente, ustedes se encargaron de que así sea.

Avales y rechazos

"La culpa no la tienen los periodistas. Presentar un proyecto en el que se propone desdoblar elecciones y que el periodismo no se entere, es hasta naif. ¿Cómo no va saltar? Además, aunque no se hubiera filtrado nunca, cuando llegara a la Legislatura todo el mundo se iba a enterar", expone un alcalde justicialista del Gran Buenos Aires.

"Es complicado el tema de desdoblar las elecciones. Pero ahora ya está. Habrá que cambiar ese punto y seguir adelante, porque el debate de reforma hay que darlo", agrega un dirigente del sur de la Provincia.

Es que, en términos generales, los jefes comunales coinciden en que la propuesta impulsada por Mussi para modificar la ley posee aspectos positivos.

Destacan, en su mayoría, la necesidad de debatir una modificación para aggiornar los planteamientos de la LOM con la realidad actual de los municipios.

Incluso los alcaldes radicales -que aseguran no conocer el proyecto- reconocen que no les disgusta la idea de apoyarlo.

De acuerdo a los testimonios recogidos, existe consenso sobre determinados puntos:

- Suavizar o eliminar las sanciones patrimoniales que los intendentes reciben desde el Tribunal de Cuentas por cerrar los ejercicios con déficit.

- Aunar esfuerzos para descentralizar recursos y desburocratizar cuestiones vinculadas a las gestiones locales.

- Poder tomar préstamos sin mayores trabas o tener más libertad en cuanto a las compras directas.

- Intentar que la responsabilidad de los actos de gobierno no solamente recaiga sobre el intendente, sino que sean compartida con el resto de los funcionarios. "A veces, un secretario hace algo y uno no está al tanto", grafica uno.

- Modificar o eliminar la asamblea de mayores contribuyentes. "Es una ficción. Se eligen 20 mayores contribuyentes, que tienen que prestar su conformidad para aumentar las tasas cuando el intendente desea hacerlo. Teóricamente, son vecinos independientes del distrito. Pero, en realidad, son personas ligadas al bloque político que las propone. Lo único que hacen es amortiguarnos el impacto político a nosotros", explica otro alcalde.

- Propiciar la inhibición general de bienes sin intervención judicial. "Existe un procedimiento de apremios en los municipios, para los casos de falta de pago de las tasas. Aunque no se use mucho, tenemos la facultad de inhibir cuentas bancarias de los morosos por tasas. Acá se plantea la inhibición general de bienes, que sería más fuerte", dice un jefe comunal.

¿Quedará trunca la iniciativa por mandato K, o podrán los caudillos del Conurbano hacer prevalecer su idea original? Se tenga en cuenta o no el aspecto eleccionario, lo cierto es que, por otros motivos, se plantea entre los intendentes la necesidad de reformar la Ley Orgánica de Municipalidades.

Pero dotar a los municipios de mayor autonomía implica una decisión política. Una reforma de estas características debe ir acompañada, claro, de la descentralización de fondos. Ninguno de esos aspectos conviene, en términos de acumulación de poder, a los gobiernos nacional y provincial.

Comentá la nota