Intendentes del PJ afirman que Rozas quiere ganar en la justicia lo que perdió en la política

En el juicio que se realiza en el Juzgado Correccional 3, a cargo de Víctor Lucazevitch, fracasó la audiencia de conciliación entre el ex gobernador Ángel Rozas y los intendentes Ibáñez (Taco Pozo) y Gabriel Ninoff (Corzuela), quienes ratificaron, en términos generales, la declaración que el Foro de Intendentes Justicialistas emitió en septiembre del año pasado. "Rozas quiere ganar en la justicia lo que perdió en la política", afirmaron.
En el cuestionado texto, los intendentes peronistas respondieron a Rozas sobre una supuesta caza de brujas contra empleados públicos por parte del gobernador Jorge Capitanich pero el escrito publicado el 12 de septiembre en NORTE derivó en una querella por calumnias e injurias y acción civil resarcitoria contra Ibáñez, Ninoff, Aldo Leiva (San Martín), Domingo Peppo (Villa Ángela) y Héctor Dolce (Las Garcitas).

A esta audiencia no concurrieron Leiva ni Peppo, cuyos abogados, Marcos Molero y Luis Meza, respectivamente, presentarán un escrito mañana. En cambio, cuando terminaba la audiencia entre Rozas, Ibáñez y Ninoff, se hizo presente Dolce y dijo al juez Lucazevitch que no firmó esa declaración, algo que es verdad, y que desconocía el texto que fuera publicado entonces. El argumento fue aceptado por Rozas, quien cuenta con la asistencia letrada de Miguel Galissier.

Crédito perdido

Ibáñez y Ninoff sostienen que "como consecuencia de sus dos gestiones consecutivas el ex gobernador Rozas ha perdido el crédito público de la mayoría de los chaqueños y eso es lo que queda a la luz del día, y de modo incontrastable, y se verificó en todos los comicios que desde el 16 de septiembre de se realizaron hasta ahora" y después destacaron que "el planteo ante Rozas fue siempre en el terreno político, que parece querer abandonar para judicializar todo".

En este juicio Ibáñez cuenta con el patrocinio del abogado Mario Bosch y Ninoff con el del doctor Jorge Alcántara. "Aceptamos el requerimiento del ex gobernador, pero no creemos que la política deba debatirse en los estrados judiciales. En el medio están miles de chaqueños que son testigos de la realidad que vivimos los chaqueños durante su gestión. La política no encuentra más que un resquicio de la realidad en las leyes. A Rozas podrá gustarle o no lo que expresamos pero fue una opinión política", afirmaron.

"Al juez le propusimos presentar testimonios de quienes fueron activos participes de la vida institucional de aquellos años, que brinden su opinión, que testifiquen lo que ocurría entonces. Creemos que el valor de la verdad está ahí. Las leyes que no se contrastan con la realidad son letra muerta que ahora parece animada por alguien que en retirada del escenario político quiere judicializar nuestra opinión", añadieron.

Los intendentes Ibáñez y Ninoff creemos que "la opinión política no puede ser juzgada como tal: sino no habrá libertad, esa será una palabra, una expresión abstracta, sin vida; y lo que da vida a la política es la expresión libre de los actores sin los sometimientos que condicionen las acciones políticas. Nuestro cuestionamiento fue esencialmente político, y esperamos que la justicia así lo entienda".

Comentá la nota