Intendentes advierten que el reparto de las retenciones no resuelve el conflicto

Jefes comunales de Buenos Aires, Santa Fe y Córdoba plantearon que la medida no apunta al principal reclamo del agro que es la disminución de las cargas impositivas; no obstante, destacaron su carácter "federal"
La decisión del Gobierno de coparticipar los ingresos que percibe el Estado por las retenciones a la exportación de soja sigue generando críticas.

Los cuestionamientos llegaron de parte de los intendentes de ciudades del interior que recibirán parte de los fondos.

No alcanza. "El anuncio es insuficiente y polémico. Aunque es un avance positivo, no satisface de ninguna manera los reclamos del sector agropecuario, como quedó de manifiesto con el recrudecimiento de cortes y piquetes", planteo el intendente de Rosario, el socialista Miguel Lifschitz.

En la misma línea, planteó que la coparticipación del dinero de las retenciones no resuelve la principal demanda del agro. Lo que se estaba reclamando era la disminución de carga tributaria sobre exportaciones".

Además, Lifschitz aseguró que no servirá para bajar la tensión entre los ruralistas. "La decisión del Gobierno generará que el conflicto agropecuario siga de manera progresiva, siga latente. Es un gran problema de la economía de la región, más allá de la crisis internacional, la cadena agroindustrial está casi paralizada", indicó en declaraciones a radio Mitre.

Paliativo. El intendente de Junín, Mario Meoni, también opinó que la medida no apunta al núcleo de los reclamos del agro. "Es un pequeño paliativo para recuperar lo mucho que venimos perdiendo este año. Necesitamos soluciones que sirvan para avanzar en un desarrollo integral", evauó en declaraciones a TN.

El radical cobista coincidió con Lifschitz en que la medida no contribuye a calmar los ánimos. "Es un intento más por dividir campo y ciudad", sentenció. No obstante, destacó el carácter federal de la decisión. "Bienvenido sea que la medida sea federal y que no sólo se beneficie a los intendentes que responden al Gobierno", concluyó.

Estrategia tramposa. Por su parte, el intendente de Las Rosas, Santa Fe, opinó: "La decisión de la Presidenta nos complica y profundiza el conflicto. No nos podemos prestar a este juego. Hay que reactivar el sistema productivo y dejar de sacar el dinero de ese sector para dárselo a los políticos. Se está jugando con fuego. No podemos tener una ciudadanía encrispada".

El jefe comunal apuntó contra la Casa Rosada. "La postura del Gobierno es tramposa. El agro quiere discutir las retenciones. El Gobierno las mandó al Congreso [con la resolución 125 cuyo debate fracasó) y ahora que lo quiere debatir la oposición lo quiere debatir el oficialismo no da quórum", se quejó en declaraciones a radio Mitre.

No obstante, destacó que la coparticipación de los fondos "es importante" por "los fondos que podrían entrar".

Primer paso. Héctor ?Pichi? Campana, vicegobernador de Córdoba coincidió con que el hecho de que el dinero por retenciones que hasta ahora percibe y maneja el estado nacional pase a ser coparticipable "es un avance", pero advirtió: "No resuelve el problema de fondo, que es la rentabilidad del pequeño y mediano productor. Hay que encontrar un equilibrio". Y añadió: "Esta decisión de coparticipar tiene que ser el primer paso para discutir una ley de coparticipación en serio".

Comentá la nota