Los intendentes del PRO advierten que si no defienden los municipios Vidal puede perder

Los intendentes del PRO advierten que si no defienden los municipios Vidal puede perder

En diálogo con LPO salieron al cruce de una frase atribuida a Federico Suárez, que sostiene que "no les preocupa" perder intendencias.

Federico Suárez, ministro de Asuntos Públicos de María Eugenia Vidal, dijo este domingo en Clarín que "no les preocupa" perder intendencias, siempre y cuando la gobernadora logre su reelección. La frase generó enseguida malestar entre los intendentes, que en diálogo con LPO remarcaron que es fundamental conservar sus municipios para no perder la Provincia.

El fastidio de los intendentes creció desde que Marcos Peña ganara la pulseada contra Vidal y resolviera que la Provincia no desdoblará las elecciones. A partir de eso, comenzaron a presionar para que se anulen las PASO, una opción que también descartan en la Casa Rosada.

En ese marco, varios intendentes del Conurbano coincidieron en diálogo con este medio en su rechazo a la idea de Suárez, que aseguró que no temen perder intendencias mientras mantengan el "caudal electoral". "Sería ilógico porque perder municipios implica menos votos totales para las fórmulas de arriba. Achica el diferencial a nuestro favor y lo sube para nuestro adversario", explicó un intendente a LPO. 

También dijo que la "base" de votos de Vidal y su mayor apoyo está en los municipios que ya tiene. En ese sentido, ejemplificó que en la Tercera Sección, en las legislativas de 2017 consiguió algo más de 1 millón de votos. Y agregó: "Eso lo obtuvo con siete intendentes de Cambiemos ganando. Si pierde municipios esos votos no se van a conseguir. Es ilógico pensar en una reelección de Vidal si no hay reelección de sus intendentes y de los concejales de cada uno de sus municipios".  

Los intendentes de Cambiemos presionan a Peña para eliminar las PASO

Los intendentes coinciden en que Vidal no solamente ganará la elección si conserva el caudal de votos, sino que además debe obtener un diferencial positivo respecto al oponente. "Si al final del camino Cristina terminara absorbiendo los votos de Massa, aunque mantengamos los mismos votos vamos a perder por el diferencial", afirmó otro jefe comunal que deslizó que el discurso derrotista es "poco solidario" con los intendentes, quienes creen que tanto ellos como Vidal hicieron el máximo esfuerzo al no desdoblar la elección, cuando sabían que tenían mejores chances si la Provincia anticipaba los comicios. 

Enterado del revuelo que causó el razonamiento que le atribuyó Clarín, allegados a Suárez afirmaron a LPO que el funcionario no dijo eso. "Es más, piensa todo lo contrario", agregaron los allegados. La suspicacia entre los intendentes se agravó porque Suárez es de los funcionarios bonaerenses el más cercano a Marcos Peña, cuyo equipo integró.

El ministro de Asuntos Públicos bonaerense, Federico suárez.

En el Conurbano temen que haya una subestimación del rol de los intendentes en la visión de la Casa Rosada y quienes siguen su razonamiento. Coinciden en que se trata de una lectura forzada de la realidad la idea que pueden entregar intendencias o resignarse a conservar el caudal que tienen, sin hacer énfasis en sumar municipios claves que hasta hace unos meses creían que podían ganar, como el caso de Avellaneda con Gladys González. 

En ese sentido, un intendente analizó: "La estrategia tiene que estar puesta en mantener todo lo que se tiene y mejorarlo. Si perdemos Quilmes, Berisso o Brandsen, van a ser muchos menos votos de los que sacamos en la elección anterior. No creemos honestamente que mejore muchísimo la performance en los demás, tal vez puedan sumar votos Avellaneda, Florencio Varela o Esteban Echeverría. Pero es clave sostener los municipios que ya tenemos. Porque aunque mejoremos algo en otros municipios, eso no va a ser suficiente para sopesar una derrota en un municipio propio".

En el mismo sentido se expresó en diálogo con LPO un intendente de la zona norte del Conurbano, que reconoció que entre sus pares generó "ruido" la idea atribuida a Suárez y reconoció que existe preocupación en Cambiemos ante la posibilidad de perder algunos municipios contra el peronismo. Un caso sería Pilar, rodeado por distritos gobernados por el kirchnerismo. 

Optimista, este intendente evaluó que puede resultar positiva la estrategia de que el adversario los "subestime" y confió en que eso "hasta ahora ayudó". "La tropa propia labura mucho más cuando sabe que el riesgo es cierto y hay que matarse en campaña para ganar", explicó. 

Coment� la nota