Intendentes admitieron temor de que haya más usurpaciones

Una reunión por momentos tensa se registró ayer cuando, convocados por el plan de viviendas, algunos intendentes expusieron ante el Gobierno provincial los problemas que atraviesan sus municipios.
Por ejemplo, evidenciaron sus temores de que se pueda generalizar una ola de usurpaciones de terrenos por parte de sectores pauperizados de la población.

Al salir de la reunión, los jefes comunales intentaron quitarle dramatismo a esto ante la prensa y dijeron haber avalado el proyecto oficial de crear un fideicomiso para financiar la construcción de 7.700 viviendas en la provincia.

Esa propuesta oficial tiene controversias en la Legislatura.

A su vez, los intendentes lograron que el Gobierno contemple un programa de vivienda social para los sectores más postergados.

El intendente radical de Tunuyán, Eduardo Giner, ex presó que el programa del fideicomiso " está destinado a familias de clase media" y que "hay que buscar es­trategias para la gente más postergada, porque nadie duda del crecimiento de la pobreza".

En el mismo sentido se expresó el demócrata Jorge Difonso, jefe comunal de San Carlos, quien señaló que "hay que pensar también en la gente que no tiene para pagar ni $500 de alquiler".

El jefe comunal informó, a su vez, que "dentro de diez días" habrá una reunión en Junín para anali zar planes de viviendas económicas. Mientras tanto, cada mu­nicipio elaborará su iniciativa al respecto.

La situación financiera de cada municipio mendocino en particular será analizada la semana que viene entre la cartera a de Hacienda, que conduce Adrián Cerroni, con los responsables del área de cada municipalidad.

El godoicruceño Alfredo Corne jo –cobista–, informó que los recursos que los municipios reciben de la Na­ción por fondos de la exportación de soja "son menores de lo esperado".

Comentá la nota