Los intendentes aceptan la plata de la soja

La mayoría de los intendentes cordobeses considera que, en una situación de crisis económica como la actual, los fondos que recibirán por la coparticipación de las retenciones a la soja "serán bienvenidos". De todos modos, insisten en la necesidad de bajar el porcentaje de ese tributo (está en 35 por ciento) para solucionar el conflicto.
El agro culminó el viernes último su séptimo paro y renovó su apuesta a pelear en el Congreso. De todos modos, mañana se concretará un nuevo encuentro entre los integrantes de la Comisión de Enlace y los ministros de Producción, Débora Giorgi; y del Interior, Florencio Randazzo (ver 7A) y los dirigentes han descartado insistir en ese ámbito con la baja de retenciones.

El miércoles, en tanto, la Legislatura provincial podría discutir sobre tablas la posición de la Provincia sobre el Fondo Federal Solidario (FFS). Aunque el oficialismo espera un acuerdo en el Consejo Económico y Social, no descartó aceptar la demanda de la oposición de debatir al respecto. Por caso, el legislador José Maiocco (Unión Vecinal Federal) presentó un proyecto para repudiar la medida oficial.

Cálculos. Los municipios todavía no tienen certeza de cuánto recibirán en concepto de coparticipación por las retenciones a la soja. No obstante, saben que los mayores beneficiarios serán aquellos distritos en los que la producción agrícola es menor. En otras palabras, las jurisdicciones sojeras subsidiarán al resto en términos netos.

Según estimaciones del Ieral de la Fundación Mediterránea, en promedio, cada cordobés será aportante neto por 1.444 pesos. En el otro extremo, cada habitante de Tierra del Fuego recibirá 508 pesos. Santa Cruz le sigue entre las beneficiarias con 364 pesos per cápita.

Los ingresos totales de cada provincia podrían aumentar entre 4,4 por ciento y 9,7 por ciento, según los casos, aunque el beneficio será mayor para las que más dependen de las transferencias nacionales. "En el plano fiscal, la medida puede aliviar, al menos en parte, la situación económica y financiera complicada que se vislumbra para las provincias en este año", sostuvo el Ieral en su estudio. Los municipios coinciden en que recibirán parte de lo que en realidad les pertenece, aunque consideran que la medida es insuficiente y no resuelve "en absoluto" el fondo del conflicto.

Según el decreto 206/09, los envíos serán destinados en su mayoría a obra pública, aunque no establece mecanismos de control.

Comentá la nota