Intendentes K acaparan fondos nacionales

De los $ 14 millones de Aportes del Tesoro Nacional (ATN) que giró la Nación, casi 10 millones fueron a municipios administrados por kirchneristas. La Provincia asegura que en Córdoba el reparto es "más igualitario".
Los intendentes kirchneristas acapararon la mayor porción de la partida de Aportes del Tesoro Nacional (ATN), recursos que el Gobierno nacional envió en el último año a los municipios de Córdoba. De los 14 millones de pesos girados, casi 10 millones (983.973) fueron destinados a intendentes que respaldan el modelo K.

Estos fondos son utilizados sin obligación de rendir cuentas sobre el destino al que serán destinados. La responsabilidad del control queda en manos de los tribunales de cuentas de los municipios, por lo general integrados por dirigentes que responden políticamente al intendente.

Desde el Gobierno provincial y los intendentes que responden al gobernador Juan Schiaretti, aseguran que los recursos se distribuyen con un "sentido electoral".

Según esta visión, los Kirchner reparten los ATN a cambio de adhesión política. De todos modos, ese supuesto beneficio no se reflejó en las urnas en la última elección legislativa. El Frente para la Victoria impulsado por el ex presidente Néstor Kirchner y liderado en Córdoba por el intendente villamariense Eduardo Accastello obtuvo sólo el nueve por ciento de los votos.

En medio de la disputa entre la Nación y el gobernador Schiaretti, en los últimos días hubo un fuerte cruce de acusaciones.

El kirchnerismo denunció que el ministro de Gobierno, Carlos Caserio, discrimina a los intendentes que integran el Frente para la Victoria.

"En Córdoba se persigue y presiona a quienes pertenecen a nuestro espacio, por el único motivo de que respaldamos el modelo que representa la presidenta Cristina Fernández de Kirchner", resumieron los intendentes K en un documento que cuestionó en duros términos al titular de la cartera política provincial.

La respuesta no se hizo esperar. Desde el Ministerio de Gobierno se difundieron los datos de las partidas de ATN que vienen de la Nación y que benefician fundamentalmente a los intendentes que respaldan a los Kirchner.

Gran parte de los ATN que giró la Nación fueron a las arcas de municipios K. El gran beneficiado fue el capitalino Daniel Giacomino, que recibió cinco millones. Villa María (1,5 millón); Villa Nueva (500 mil pesos) y Villa Dolores (200 mil pesos), también recibieron lo suyo.

Un caso especial es San Francisco. En un primer momento, el peronista Martín Llaryora se mostró cerca del Gobierno nacional y recibió 1,5 millón para pagar los sueldos en los primeros meses de su gestión. Pero durante el conflicto con el campo el sanfrancisqueño se puso del lado del gobernador y no volvió a recibir aportes nacionales.

Los ATN no son el único canal mediante el cual el Gobierno nacional puede remitir recursos a los intendentes, pero sí pueden ser una herramienta para construir estructura política.

Estos aportes son la vía más rápida para hacer llegar recursos frescos a intendentes que tienen desequilibrios financieros. Los ATN provienen de un porcentaje de la coparticipación federal y el Gobierno nacional tiene la potestad de distribuirlos.

Lo mismo ocurre en Córdoba con los Aportes del Tesoro Provincial (ATP). Un porcentaje de la coparticipación (1,5 por ciento) queda para que el Gobierno provincial lo reparta para cubrir baches de los municipios.

Sin dudas que los ATN son una cifra insignificante comparado con la inversión en obra pública que también distribuye la Nación. Pero son recursos que por lo general los intendentes destinan para gastos corrientes o pagar deuda con proveedores.

A diferencia de los fondos para obras de infraestructura, que tienen un fin específico y se debe rendir cuenta de su utilización, los ATN no exigen una rendición. De allí que sean recursos muy solicitados por los intendentes.

Defensa. En respuesta a las críticas, el ministro Caserio defendió la política de distribución de los recursos provinciales y cuestionó el método K.

El funcionario provincial se defendió de las críticas y alegó que en Córdoba el reparto es "más igualitario". "Tenemos la conciencia tranquila de repartir de manera igualitaria los recursos que el Ministerio de Gobierno distribuye a los intendentes. Además, existe un organismo como la Mesa Provincia-Municipios que controla este reparto. Puedo demostrar que los ATP y los PAM (Programa de Asistencia a los Municipios) se distribuyen sin mirar el color político del intendente que los recibe", afirmó Caserio.

Según el funcionario, en los tres programas que tiene la Provincia (ATN, PAM y adelantos de coparticipación) figuran intendentes de todos los partidos políticos. En el último año y medio, la administración de Schiaretti destinó 40.250.000 pesos en adelantos de coparticipación; (35 millones para ATN y 25 millones para el PAM.

Carlos Caserio

"Tenemos la tranquilidad de saber que repartimos los fondos a los municipios sin mirar el color político del intendente. La Mesa Provincia-Municipios controla esta distribución".

Comentá la nota