Intendente de Vicente López negó su vuelta a la UCR

El histórico intendente de Vicente López, el radical Enrique "Japonés" García, negó hoy que vaya a regresar a la UCR de cara a las elecciones de 2011 y ratificó su alianza con el kirchnerismo.
"Dije que soy radical y moriré radical, pero es muy difícil que yo vuelva a aceptar una candidatura del radicalismo", remarcó García, el último intendente radical de peso que se mantiene alineado a la Casa Rosada, luego del alejamiento de su par de San Isidro, Gustavo Posse.

Incluso, desde su lugar de veraneo en Mar del Plata, el jefe municipal sostuvo que cumplirá su trato con la Concertación Plural "a rajatabla hasta 2011", a pesar de que sus ex colegas del radicalismo abandonaron en masa el proyecto.

"Soy integrante del directorio de Aysa, que fue nombrado por (Néstor) Kirchner, soy apoyado por (el ministro de Planificación) Julio de Vido, por (el secretario de Obra Pública) José López y soy el vicepresidente de la empresa", enfatizó en declaraciones radiales.

El "Japonés" García se manifestó de esta forma luego de que trascendiera su supuesta intención de volver a las filas del centenario partido para ratificar desde esa estructura su cargo al frente del municipio de Vicente López, que mantiene desde 1987.

Esas versiones surgieron en un matutino porteño a raíz de un encuentro que García mantuvo en su despacho de la sede de Gobierno con el hijo del ex presidente radical y actual dirigente de peso de la UCR, Ricardo Alfonsín.

Según señalaron a Noticias Argentinas voceros del intendente, esa reunión fue convocada para "interiorizarlo sobre el camino costero que se construirá en forma paralela la Avenida Libertador y que llevará el nombre de su padre "Raúl Alfonsín".

En tanto, fuentes allegadas a Alfonsín señalaron a NA que en ese encuentro García remarcó que "no estaba para volver a la UCR antes de 2011 porque tiene un compromiso con Néstor Kirchner que debe cumplir", aunque sí se consideró que algunos de sus colaboradores en el municipio "podrían reincorporarse en el partido si es que se avanza en un proceso de reunificación y normalización" en los padrones.

Molesto con las versiones que lo ubicaron al borde de su salida del oficialismo, García advirtió que "no va a haber un crecimiento futuro de gobernabilidad si no hay un cambio o una renovación en el radicalismo".

Y, volviendo a marcar su pertenencia a las filas del Gobierno, se sumó al reclamo oficial al advertir que el vicepresidente Julio Cobos "tiene que renunciar a la vicepresidencia" y el titular del Banco Central, Martín Redrado, "tiene volver más" a la entidad monetaria. (NA)

Comentá la nota