Intendente de Truncado dijo que el paro de ATE tiene "connotaciones políticas"

Osvaldo Maimó advirtió que el paro que llevan adelante desde hace más de un mes los empleados municipales afiliados a la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) "está afectando a distintos sectores de la economía" de Pico Truncado. Atribuyó la responsabilidad a los dirigentes gremiales, al tiempo que reiteró la imposibilidad de otorgar incrementos salariales.
"Este conflicto está afectando a los distintos sectores de la economía local, además de nuestra propia administración que se ve impedida de funcionar con normalidad por la actitud de confrontación de un grupo de trabajadores, inducidos por una dirigencia que no quiere entender de las dificultades que le hemos expuestos en cuanta reunión se ha llevado a cabo", sostuvo el jefe comunal truncadense, Osvaldo Maimó.

"Incluso –agregó–, en el ámbito de las paritarias se estaba avanzando con diversos beneficios para el empleado municipal" pero ATE local "los ha desestimado sin considerar el trabajo y los esfuerzos realizados desde el año pasado".

NO HAY FONDOS

Maimó resaltó que "nuestro municipio no puede sostener un incremento de sueldos en el contexto actual donde se ha visto reducido sensiblemente el ingreso por coparticipación y regalías. Debemos ajustarnos a la política salarial para el conjunto del empleo público en la provincia de Santa Cruz, porque si no estaríamos comprometiendo irresponsablemente la capacidad de funcionamiento de todas las áreas que están al servicio del conjunto de los truncadenses".

En otro pasaje de sus declaraciones dijo que "dentro del marco de estas limitaciones y con el sentido de solidaridad que reconoce la mayoría de los empleados, se ha dispuesto el incremento de las asignaciones familiares, ajustándolas a la escala nacional, que representa más del 100% de aumento y que beneficia directamente a quienes más demandas tienen en el día a día de la economía hogareña, que son justamente los trabajadores que tienen familia a cargo".

AGRAVIOS

Por otra parte evaluó que "los agravios, las amenazas y las mentiras permanentes de los dirigentes sindicales de ATE Pico Truncado, hacen que no se pueda mantener un diálogo abierto y racional que permita reencauzar una situación con las connotaciones que hoy tenemos".

Consecuentemente consideró que "la principal responsabilidad de los hechos que están aconteciendo en nuestro pueblo, recae directamente sobre la dirigencia gremial, porque han llevado a un reducido grupo de afiliados a estos enfrentamientos, escudados con un pedido de aumento del 30%", recordando que el promedio de los sueldos para empleados de esa comuna "supera los $4.500 mensuales".

"Es por ello que resulta absolutamente imposible atender esta pretensión caprichosa, que nos lleva a pensar que acá estamos frente a un conflicto personal y político, que en definitiva terminará afectando a los propios afiliados que no tienen la inmunidad y la protección gremial de estos dirigentes", afirmó.

Comentá la nota