El ex intendente salio a hacer lo que maneja con maestria: victimizarse Con Juez en la mira, Marijuán allanó el municipio

El fiscal federal secuestró documentación sobre el subsidio que recibió en 2006 de la entonces secretaria de Medio Ambiente, Romina Picolotti. El ex candidato a gobernador salió a decir que su imputación, a mediados de 2007, “fue una picardía electoral armada por el gobierno nacional”.

Digámoslo sin vueltas: Luis Juez es un experto, un verdadero maestro en el arte de victimizarse. El y sólo él puede ser acorralado por serias acusaciones de despilfarro de los dineros municipales, y transformar esos defectos en ventaja competitiva. Puede utilizar a su pequeña hija enferma, mostrarla a todas las cámaras para obtener un impacto adicional, en una manifestación o en un debate televisivo, y salir indemne. Más aún, airoso pese a utilizar tamaños recursos. Ayer salió a ofrecerse nuevamente como víctima tras el allanamiento que en el municipio hizo el fiscal federal Guillermo Marijuán, en busca de pruebas sobre presuntas irregularidades en un subsidio que recibió en 2006 de manos de Romina Picolotti.

Es cierto que cuenta como aliado a buena parte de los medios de comunicación en ese personaje melodramático que aparece ante cada dificultad. Pero tampoco hay que quitarle mérito. Lo que le falta para ser un buen administrador de los bienes públicos, quedan compensados holgadamente con sus dotes escénicas.

Ayer, uno de los fiscales más enérgicos que tiene la Justicia Federal allanó la Municipalidad de Córdoba en busca de pruebas en el proceso judicial que tiene imputado a Juez y a su entonces secretario de Medio Ambiente, Víctor Ricco, atado todo a la investigación que el fiscal porteño lleva adelante contra la hasta hace poco secretaria de Medio Ambiente de la Nación, la también cordobesa Romina Picolotti.

La investigación de Marijuán trata de establecer el destino que tuvo una partida de 650 mil pesos concedida por Picolotti a la Municipalidad de Córdoba, a fines de 2006, bajo la sospecha de que parte del dinero fue utilizado en muy diversos destinos que el predeterminado: limpieza de la Isla de los Patos, sobre el Suquía, y del Lago Crisol, en el Parque Sarmiento.

Consultado sobre el procedimiento, Juez dijo que su imputación, a mediados de 2007, “fue una picardía electoral armada por el gobierno nacional para generar un sobresalto, pretendiendo denunciar que se habría utilizado dinero de la Secretaría de Ambiente para la campaña electoral”.

“Le dijimos que los expedientes estaban en la Municipalidad y vinieron a buscarlos. En esos documentos se corrobora que no se contrató ninguna consultora vinculada a Ambiente”, remató.

El allanamiento de Marijuán fue a la Secretaría de Medio Ambiente que actualmente conduce Fernando Cámara. El procedimiento, en el quinto piso del Palacio 6 de Julio, comenzó al mediodía y finalizó dos horas después.

Marijuán dijo que encontró algunas de las cosas que vino a buscar. Más específico, Cámara señaló en declaraciones radiales que “el allanamiento consistió en la búsqueda de tres expedientes, más los legajos personales de las autoridades anteriores (de esa área)”.

Con precisión, Marijuán buscó algunos expedientes que no se encontraban en la Municipalidad, sino en el Tribunal de Cuentas y, según se detectó más tarde, en la Dirección de Espacios Verdes. Cuando el fiscal se apersonó al organismo de control administrativo del municipio, dio marcha tras en sus intenciones de secuestrar ese material, atento a que se trata de una institución independiente del Ejecutivo y que, consecuentemente, necesitaba de una orden de allanamiento específica. Por este expediente volverá en los próximos días, mientras que la documentación en Espacios Verdes le será enviada por las actuales autoridades municipales, que durante el operativo se mantuvieron distantes aunque tampoco perturbaron la búsqueda del funcionario.

Comentá la nota