Intendente de Rosario irá a la Justicia para frenar piquetes

Miguel Lifschitz advirtió que hasta el 31 de diciembre "se judicializarán" las protestas con cortes. "Se traspasó el límite", dijo.
El intendente socialista de Rosario, Miguel Lifschitz, advirtió hoy que "a partir de ahora y hasta el 31 de diciembre, se judicializarán todas las protestas sociales que incluyan piquetes".

"Recurriremos (a la vía judicial) cuando se entre en un punto sin salida para pedir la apertura de calles y la desocupación de espacios públicos", enfatizó.

Lifschitz dijo que "siempre hay un trasfondo político en los cortes. Los dirigentes de las organizaciones más duras tienen una pertenencia política", sostuvo.

En declaraciones a radio Dos de Rosario, el intendente rosarino se refirió al reclamo que realiza un grupo de vecinos desde el lunes pasado, frente a la oficina del ministerio de Desarrollo Social de la provincia.

"Se nota un abuso de un derecho a la protesta que es legítimo, sobre todo cuando hay necesidades básicas insatisfechas, pero tiene un límite. No se puede usar de manera sostenida y violenta", criticó.

Para Lifschitz, "se traspasó el límite. Se trata de un reclamo al gobierno nacional que no depende ni del gobernador de la provincia ni del intendente. Nosotros siempre intentamos mantener una vía de negociación cuando vienen al municipio con los reclamos", añadió.

Comentá la nota