El intendente reinstaló la idea de trasladar los bares a la escollera Norte

El intendente reinstaló la idea de trasladar los bares a la escollera Norte
Respuesta municipal a las quejas de los comerciantes de Alem por los controles. El intendente planteó que la solución llegará una vez que los locales sean mudados a la escollera. Pulti espera que con la actual composición del Concejo Deliberante, el proyecto se concrete este año * Rechazó además que su gestión sea hostil a los propietarios de los bares y pubs.
Las quejas de los propietarios de los bares y pubs de la calle Alem le permitió al gobierno municipal reinstalar ayer con vehemencia su idea de trasladar a esos comercios a la escollera Norte del puerto local, integrándolos a un nuevo un espacio gastronómico y recreativo y a una terminal de cruceros turísticos.

Luego de que los empresarios manifestaran su disgusto por el tenor de los controles que ejercen el municipio y otros organismos públicos en la zona, el intendente Gustavo Pulti convocó ayer al mediodía a una conferencia de prensa durante la cual, además de defender la actuación de la comuna, puso énfasis en que la solución a este tipo conflictos llegará una vez que los comercios sean mudados hacia el muelle.

Sentado junto al secretario de Gobierno, Ariel Ciano; el presidente del Concejo Deliberante, Marcelo Artime y a los concejales de Acción Marplatense Héctor Rosso y Eduardo Pezzati, el intendente mostró plena confianza en que la iniciativa se concretará en el corto plazo. En este sentido subrayó que el negocio de la nocturnidad en la calle Alem está atravesando por un "momento de transición", dando por hecho que el proyecto de traslado se hará realidad en el transcurso de 2010.

"Esperamos que tenga inicio de ejecución y concreción en el año del Bicentenario", destacó. Además, si bien aseguró que su gestión "no tiene ningún tipo de hostilidad" contra los propietarios de los bares y pubs, Pulti se ocupó de defender el papel del municipio y de otros organismos nacionales y provinciales en materia de controles, en especial, en lo referido al consumo de alcohol y al cumplimiento del factor de ocupación para evitar que los locales excedan su capacidad.

Minutos antes de que el jefe comunal recibiera a la prensa en su despacho, los propietarios de los locales nocturnos habían hecho público su descontento por el modo en el que se llevan a cabo las inspecciones en la zona y ratificaron su voluntad de cerrar sus puertas durante el próximo fin de semana como medida de protesta (ver página 4).

Pulti evitó abrir juicios de valor respecto de la postura de los comerciantes y explicó que ya les pidió al presidente del Concejo Deliberante, Marcelo Artime y a los bloques de la oposición abrir una "mesa de diálogo" para analizar los planteos y tratar de encontrar una solución.

No obstante deslizó una reflexión respecto de la posibilidad de que desde la hora 0 del sábado los locales cierren sus puertas. "Si la protesta se hace, no sé contra qué sería. Se supone que la gente protesta cuando ve avasallado alguno de sus derechos. Que yo sepa a nadie se le está impidiendo ejercer el comercio dentro de las normas", señaló.

Obligación de cumplir con la ley

Pulti hizo ayer una extensa reflexión sobre la tarea que debe desempeñar la Municipalidad para hacer cumplir las normas vigentes y aseguró que la tarea de control continuará en los mismos términos durante el verano. Más adelante aclaró que no hay ninguna actitud "persecutoria" contra los comerciantes y destacó que, como prueba de ello, "se plantea otorgales un permiso de explotación por 30 años en un lugar privilegiado de la ciudad" como es la escollera Norte.

En su opinión, Alem tuvo "un desarrollo no deseado" y "sin ningún tipo de planificación" y sostuvo que los boliches no deberían funcionar donde lo hacen en la actualidad. En este marco, el intendente ratificó su "decisión política de llevar a cabo en la escollera Norte un desarrollo urbanístico que contemple la creación de una terminal de cruceros y un corredor gastronómico recreativo donde estén presentes los comerciantes de Alem. Si hasta el momento no se lo logró fue porque la anterior composición del Concejo Deliberante no coincidió con esa idea. Ahora abrigamos nuevas expectativas".

En este sentido, Pulti explicó que ya le encomendó al concejal Eduardo Pezati gestionar para la próxima sesión del Concejo la aprobación de un convenio firmado el año pasado, por el cual el Ministerio de Defensa de la Nación aceptó ceder el uso de parte de la escollera por un plazo de 30 años.

"Nos parece que esta es una solución profunda e integral para el corredor nocturno de Alem y para tener una terminal de cruceros. Esta es una escollera con miles de metros cuadrados que no son utilizados y que pueden pasar a ser un activo de la ciudad. Así vamos a lograr acuerdos de convivencia en un ámbito mejor dotado en términos de seguridad y desplazamientos", sostuvo Pulti.

Comentá la nota