EL INTENDENTE RECRIMINÓ AL JIF POR LOS ERRORES COMETIDOS QUE IMPIDEN HABILITAR EL EDIFICIO

El intendente Jorge Martín se reunió por el espacio de casi dos horas con padres y directivos del Juvenil Instituto Fueguino en el marco de la discusión planteada tras la decisión del Municipio de Río Grande de no habilitar el edificio del establecimiento hasta tanto no se cuenta con el estudio de estructura en obra del inmueble.
Del encuentro participaron además del secretario de Gobierno, Pablo Blanco, y de Obras y Servicios Públicos, Julio Bogado; asesores legales del municipio, y los directores de Obras Particulares, Hugo Abrati; y de Inspección General, Jaime Alderete.

En el encuentro el ingeniero Fabio Zárate presentó ante los preocupados padres la situación del actual edificio escolar, y explicó las razones por la que se necesita contar con dicho estudio para otorgar la habilitación comercial pertinente.

"Se les ha informado de todos los errores que se han cometido por lo cual no se puede habilitar el establecimiento. Se ha presentado un cálculo de estructura, que más de un papá no lo sabe, que no dice absolutamente nada para lo que tiene que ser el sistema de seguridad, pero el profesional que oportunamente hizo un estudio en la nota que le manda a las autoridades del JIF, es muy claro lo que dice, qué estudio hizo", indicó el Intendente tras el encuentro.

"Nadie ha verificado la estructura del JIF, no estamos hablando de un galponcito, estamos hablando de un establecimiento escolar donde van haber muchos chicos", advirtió el Jefe Comunal.

En el encuentro, llevado a cabo en la Secretaría de Gobierno, el Municipio planteó la alternativa que se tomen cuatro o cinco días para realizar dicho estudio técnico, mientras tanto las actividades escolares deberán están suspendidas. Pero con garantías que la clausura se levante luego de realizado el estudio de estructura.

"No estamos en contra de la educación, simplemente buscamos la seguridad, que esto los papás lo tienen que entender. El establecimiento evidentemente se ha dejado estar y ahora viene la presión de los papás porque quieren que tengan clases sus hijos", remarcó el Intendente.

"Nosotros estamos totalmente de acuerdo con que tiene que haber clases, pero para el grado de responsabilidad nuestra tiene que existir un cálculo de estructura para poder habilitar, estas son cuestiones legales, sino existe esto, lo lamento, pero no puede empezar el JIF, empiezan pero bajo la responsabilidad del Director", advirtió el Intendente quien indicó que si se elige este camino desde el Municipio de Río Grande se deberá proceder legalmente contra las autoridades del establecimiento.

Comentá la nota