El intendente de Quines cada vez más solo

En la sesión de anoche, el Concejo Deliberante de Quines desaprobó el segundo balance que presentó el intendente Walter Gatica sobre la gestión 2007. El primero también había sido bochado. El oficialismo se abstuvo y los tres votos de la oposición sirvieron para rechazar las cuentas del Ejecutivo.
Anoche se puso en consideración el segundo balance 2007 y fueron votados en contra por los concejales Alberto Viale, Martiniano Valdez y Marcelo De Dío, por "visibles falencias", hubo dos abstenciones, la de los oficialistas Noemí Gatica y Juan Alaniz y ningún voto a favor.

Un centenar de vecinos autoconvocados presentes en el Concejo Deliberante aplaudieron la decisión del Cuerpo Legislativo.

Una vez más, el balance fue presentado sin documentación respaldatoria y sin la presencia del intendente ni sus secretarios que se niegan sistemáticamente a asistir al Concejo a rendir cuentas.

Sin embargo, y a simple vista en el balance, lograron advertirse una gran cantidad de irregularidades que fueron discutidas en el debate del cuerpo legislativo.

Por un lado, la gran cantidad de dinero que se gastó en combustibles, que según los propios números presentados por el ejecutivo, en ese semestre se gastaron mas de 500 litros por día –de lunes a domingo- lo que es una barbaridad teniendo en cuenta los pocos vehículos con los que cuenta en Municipio.

Además, se encontraron con que el Ejecutivo se había aumentado su propio sueldo ese año y recién al leer este año el balance los concejales se enteraron de esto, lo que viola la legislación vigente ya que según la normativa legal vigente, el intendente no puede aumentarse el sueldo dentro de un mismo periodo. Esto, sumado al excesivo gasto que figura en las áreas de acción social y de Cultura y Deporte -en algunos casos en los dos primeros balances ya se llevaba gastado cuatro veces más que lo presupuestado para todo el año- fueron algunos de los argumentos utilizados a la hora de votar.

Los vecinos autoconvocados continúan pidiendo por una auditoria contable, ya que en la gestión Gatica ya se han desaprobado un balance del 2006 y los dos primeros del 2007.

Además, el mayor defasaje se ha producido en este año 2008 donde el ejecutivo entregó mas de 400 cheques sin fondos, entre otras irregularidades denunciadas.

El miércoles, concejales opositores presentaron en el Honorable Tribunal de Cuentas de la Provincia un importante número de pruebas para ser analizadas por dicho ente.

El próximo martes se analizará en el Concejo el tercer tramo del balance 2007 que se descuenta también será desaprobado, hecho que no hace otra cosa que comprobar que el reclamo de los vecinos autoconvocados tiene un fuerte asidero.

Comentá la nota