El intendente Pulti pidió que todos "tiremos del carro hacia el mismo lado".

El acto central del 25 de Mayo debió trasladarse al interior del Jardín municipal N° 3 * Allí, el intendente Pulti pronunció un discurso en el que rescató la importancia histórica del radicalismo y el justicialismo.
Al hablar como único orador en el acto central del 199º aniversario de la Revolución de Mayo, el intendente Gustavo Pulti rescató la importancia histórica que han tenido para el crecimiento del país tanto el radicalismo como el justicialismo. Y reseñó el objetivo de su mensaje al decir en la parte final que "todo debemos tirar del carro para el mismo lado, para que la Argentina y Mar del Plata en particular mejore y la provincia tenga a cada una de sus ciudades en un permanente progreso".

La ceremonia se realizó en el Jardín de Infantes Municipal Nº 3 "Ceferino Namuncurá", ubicado en Lebensohn al 4800.

Allí estuvieron presentes además de las autoridades municipales del Departamento Ejecutivo y del Concejo Deliberante, como del establecimiento escolar encabezado por su directora, Mónica Cerleani, los representantes de las tres fuerzas armadas: comandante del Area Naval Atlántica y jefe de la Base Naval, contraalmirante Edgardo García; jefe de la Guarnición de Ejército y del AADA 601- Escuela, coronel Oscar Martínez Conti y el jefe de la Guarnición Aérea Militar Mar del Plata, comodoro Walter Garay. Además del titular de la Prefectura Naval local, prefecto principal Ricardo Fortini; junto con otras autoridades de las fuerzas policiales, de organismos descentralizados y miembros del quehacer cultural local.

El pequeño salón donde se realizó el acto se completó, entre otros, con los abanderados y escoltas del jardín y de distintas colectividades.

En la apertura se entonaron las estrofas de Himnos Nacional Argentino interpretadas por la banda de la AADA 601- Escuela, dirigidas por el maestro subteniente Osvaldo Mamaní.

La estancia de Peralta Ramos

Posteriormente, hizo uso de la palabra el intendente. Comenzó agradeciendo a las autoridades del jardín, a los docentes y a los alumnos que el acto central del 25 de Mayo se pudiera hacer en ese lugar.

Dijo en relación con ese espacio pequeño y acogedor donde tuvo lugar la ceremonia que "los conciliábulos, los diálogos y las conspiraciones de hace 199 años se pueden recordar mejor en un ámbito como éste".

Y añadió: "Estamos en un sitio donde hace muchos años era una de las estancias de Peralta Ramos. Esto tiene que ver con la identidad y con los rasgos de nuestra historia como ciudad también".

Además anunció que "hay gente del área de Arquitectura municipal que está trabajando para preservar este edificio y que se lo declare patrimonio histórico".

También destacó que "el jardín está emplazado en uno de los barrios más populosos de Mar del Plata y por eso en estas aulas se albergan diariamente a 280 niños".

Gloria, tropezones y caídas

Tras exponer con distintos ejemplos cómo desarrollamos nuestra vida y nuestro ser en el ámbito de una Nación y de hacer mención que estamos a un año de celebrar el bicentenario como tal, puntualizó que "en estos 200 años hemos atravesado múltiples experiencias", reseñándolas en "momentos gloriosos" y en "tropezones y caídas en otras oportunidades". Y añadió: "Pero la historia de una Nación no es más que la historia de una vida".

Y seguidamente expresó que "por eso, nos parece que no hay nadie autorizado, y mucho menos en la democracia y en la vida del diálogo y la tolerancia, a darnos una versión única de nuestra historia".

"Habrá -enunció- muchos que encuentran en la semilla de nuestro ser las distintas contradicciones de intereses que rigieron en ese momento; hallarán también la agudeza intelectual de Mariano Moreno; la pluma filosa de los que se formaron en la universidades latinoamericanas y europeas. Pero unos y otros interpretaron y resignificaron las condiciones históricas en las que les tocó desenvolverse".

Y siguió: "Habrá también quienes verán en la sangre aportada por los soldados y los gauchos un bastión imprescindible de la constitución de nuestra nacionalidad".

"Igualmente -acotó- estarán los que verán en el incipiente desarrollo económico de la generación del '80 otro paso hacia ese objetivo".

Movimientos históricos

Después hizo un rescate de los dos más grandes movimientos políticos de la historia argentina: el radicalismo y el peronismo.

Comenzó diciendo que "habrá quienes vean con (Hipólito) Yrigoyen, en la democratización del poder, otro paso importante o en lo avanzado de la legislación social que le aportó el 'justicialismo' otro jalón trascendente. Pero también- subrayó- habrá quienes pensemos que fue el Gobierno desarrollista del '58 al '62 quien hizo otro aporte sustancial para el crecimiento del país".

Y después de señalar que nadie se puede arrogar ser el intérprete más autorizado de la historia, enfatizó que "a la Argentina somos todos los que la hemos construido".

En otro párrafo de su discurso, Pulti volvió a realizar esa comparación entre el presente y el pasado, que caracterizó su alocución, recurriendo nuevamente a los hombres de mayo, Yrigoyen y Perón.

Dijo que "es difícil encontrar en otra parte del mundo una experiencia de la democratización del poder como la que protagonizó Yrigoyen. Y al respecto resaltó que "imaginó una estrategia genial de vaciar la concentración del poder económico y el poder político a través de la ausencia en los procesos electorales para demostrar así los vicios que tenían".

Y en relación con el peronismo, agregó que "fue también curioso que un general de un ejército que había tenido mucho que ver con la concentración del poder económico de la "década infame" se dispusiera a rescatar los beneficios económicos de la Argentina entre las mayorías, y otorgara los derechos que se lograron en la época del justicialismo en nuestro país".

Del presente al pasado

También subrayó, como para no dejar dudas del juego de su discurso que "podríamos ir y volver desde nuestros días hasta (Mariano) Moreno; desde el virreinato hasta el futuro que imaginamos, muchas veces. Y al repasar nuestra historia hallaremos la singularidad, la riqueza y la potencialidad del porvenir".

"La Argentina es rica en su historia y en sus recursos y también en su gente. Y es rica en posibilidades. Por eso, debe ser rica la reinterpretación de lo que somos y lo que queremos ser".

"Pero de lo que no tenemos duda- puntualizó- es de que la historia está en nuestras manos. El futuro somos lo que construyamos hoy. Estos abanderados (principalmente, por los niños del jardín) tienen una responsabilidad maravillosa, porque son los portadores de nuestras esperanzas. Pero nosotros somos los obligados para luchar y trabajar en el presente con orgullo, decisión, tirando todos del carro para el mismo lado, para que la Argentina y Mar del Plata en particular mejore y la provincia tenga a cada una de sus ciudades en un permanente progreso".

Comentá la nota