"El Intendente no puede afectar dos vehículos particulares a uso oficial por tiempo indeterminado"

El concejal Nazareno Cuello (FpV) volvió ayer a la carga con el tema de los automóviles particulares que el intendente de Saladillo, Carlos Gorosito, destina al uso público.
Se trata de dos vehículos (Peugeot 306 y Peugeot 307) que, según consta en las órdenes de pago de la rendición de cuentas, han sido utilizados para realizar gestiones. Si bien son de su propiedad, gastos de combustibles y de repuestos han sido costeados con recursos públicos.

Cuello señaló que el 25 de agosto de 2008 el mandatario comunal firmó el decreto 903, ante la "necesidad de afectar al uso municipal, en virtud de realizar distintos viajes y no disponer siempre de un vehículo oficial, los automóviles particulares" del Intendente. Por ende, "todos los gastos" que se originen, en materia de combustibles y lubricantes, sean afectados a la Municipalidad.

Más aún: en la rendición de cuentas figura una factura del 18 de diciembre de 2008 por la compra de una luneta trasera para el Peugeot 306.

Vehículos oficiales

Cuello señaló que el Intendente cuenta con vehículo oficial –Ford Focus– y choferes a su disposición. Incluso, hay otros rodados oficiales que, de surgir algún imprevisto con el Focus, se pueden emplear para viajes referidos a cuestiones de orden pública. Es el caso de una camioneta Chevrolet S10, que fue adquirida en parte con recursos provinciales.

"El decreto hecho por el Intendente tendría que ser acotado. No puede afectar dos vehículos particulares a uso oficial por un tiempo indeterminado… La afectación puede ser, pero por un plazo transitorio o determinado. En eso estamos de acuerdo. Hay excepcionalidades", dijo Cuello.

Entre agosto y diciembre de 2008, según el edil, el Intendente ha utilizado sus autos para gestiones públicas. Cabe indicar que no sólo el jefe comunal afecta sus vehículos a cuestiones oficiales, sino que también lo hacen funcionarios del gabinete.

Control de los recursos públicos

Cuello opinó que cuando se trata la rendición de cuentas es dable considerar cómo se utilizan y administran los recursos de todos los saladillenses.

Esos fondos surgen, por un lado, de la recaudación de las tasas municipales y, por otro, de la coparticipación que envía la Provincia. También, dijo Cuello, figuran las obras que llegan desde Provincia y Nación. Por lo tanto, el rol del HCD es controlar cómo se administran los fondos.

"Hemos hecho varias observaciones (a la rendición de cuentas). Es por eso que no la aprobamos. Tiene muchas falencias. El Tribunal de Cuentas hizo varias observaciones al presupuesto 2008, si bien no declaró su nulidad. Se refirió a la falta de formularios que forman parte del RAFAM."

"Los concejales del oficialismo faltan a la verdad"

El lunes pasado se trató la rendición de cuentas de 2008 en el HCD de Saladillo y, durante largo rato, los concejales de ambas bancadas (UCR y FpV) discutieron sobre la denuncia hecha ante el Tribunal de Cuentas en febrero del año pasado.

Dicha denuncia fue elevada por el bloque de la oposición al Tribunal de Cuentas, al detectar anomalías en el presupuesto 2008. Transcurrido un tiempo, el organismo de control declaró que el presupuesto era válido, pero que el Municipio debía corregir algunas cuestiones.

"Creo que el bloque oficial intentó desviar la discusión, en lugar de tratar la rendición de cuentas y hablar del uso correcto del dinero de todos. Fue una cortina de humo. Intentaron tapar y minimizar algunas cuestiones. Hablaron de cositas y creo que eso es subestimar a la oposición y a los saladillenses", dijo.

Cuello recordó que en febrero de 2008 realizaron la denuncia ante el Tribunal de Cuentas y la dieron a conocer por los medios. Cuello aseguró que en julio de ese año el bloque del FpV recibió la contestación del Tribunal y ofreció una conferencia de prensa para difundir lo resuelto por el organismo de control administrativo.

"El bloque radical dijo que nosotros no dimos conferencia de prensa para comunicar lo resuelto y eso es faltar a la verdad. Hay publicaciones que así lo demuestran. Allí se informa que no existirían razones suficientes para declarar la invalidad del presupuesto. No obstante, dice que el Municipio ha incumplido en una serie de formularios del programa RAFAM", dijo.

Comentá la nota