El intendente de Puan espera que “caiga el peso de la ley” sobre sus antecesores

Ayer por la mañana, el Tribunal en lo Criminal Nº 3, integrado por los jueces Daniela Castaño, Raúl Guillermo López Camelo y Pablo Soumoulou, condenó a tres años de prisión en suspenso a dos empresarios que admitieron haber incurrido en maniobras delictivas en perjuicio de la comuna de Puan.
Alfredo César Petralanda y Carlos Edgardo Nievas fueron encontrados como coautores penalmente responsables del delito de defraudación, en perjuicio del municipio de la vecina localidad, un hecho que fue denunciado hace casi 10 años por el actual jefe comunal puanense, Horacio López.

En diálogo con nuestro diario digital, el intendente consideró que esta decisión de la justicia “les cierra las puertas a la posibilidad de ser liberados de culpa” a los funcionarios implicados en la causa, entre ellos, los ex intendentes Carlos Astorga y Ricardo Larrondo.

“Después de casi 10 años está empezando a verse una luz. Se descarta que, después de lo resuelto por el Tribunal, a los funcionarios les va a caer todo el peso de la ley”, concluyó.

Vale recordar que los condenados pertenecían a firmas que se dedicaban a realizar obras de asfaltado. En algunas oportunidades cobraron dinero de trabajos que nunca se desarrollaron (ya sea porque las calles quedaron sin pavimentar o porque se licitaron arterias ya asfaltadas) o recibieron dinero por más metros cuadrados de los que finalmente se cubrieron con asfalto.

Si bien el fallo de ayer no hace referencia a los demás imputados, desnuda una serie de operaciones que se realizaron y que los involucra directamente.

Ahora habrá que esperar que la causa pase a un nuevo Tribunal para que juzgue al resto de los acusados.

Comentá la nota