EL INTENDENTE PIDIO RESPETO A LAS NORMAS Firme respaldo de Mario Meoni a Miguel Chami

Motoqueros pidieron la renuncia del funcionario municipal.
El intendente Mario Meoni respaldó la tarea del jefe de Inspección General, Miguel Angel Chami quien había sido cuestionado por su tarea al frente del organismo municipal luego de incidentes ocurridos el domingo 15 de febrero en la avenida San Martín.

Respondiendo a una consulta puntual de DEMOCRACIA, al término del acto efectuado en la mañana de ayer en la plaza "25 de Mayo" recordando un nuevo aniversario del nacimiento del general José de San Martín (ver página 4), el jefe comunal manifestó que "Miguel Chami está haciendo lo que corresponde, que es hacer cumplir la ley".

"Si lo que se pretende es que no se cumpla la ley, nos tendríamos que ir todos, los jueces, la policía, las autoridades legítimas de los distintos organismos de la provincia de Buenos Aires. No se lo puede acusar a Miguel Chami por parar a las motos y pedir los requisitos establecidos por la misma ley", expresó el jefe comunal.

En cuanto a la conducta de los inspectores municipales, Meoni manifestó a este diario que "les pedimos que no haya reacciones. Muchas veces las agresiones que sufren son muy violentas. Lo que le pedimos a la gente es que cumpla con las normas, no solicitamos nada extraño, primero que tengan el casco y la documentación".

"Son cosas básicas y elementales", expresó el Intendente quien agregó que "no debemos ni podemos cambiar nuestra forma de trabajo. Hay que hacer cumplir la ley y si no habría que pedirle a los legisladores provinciales que modifiquen las disposiciones legales".

Asimismo, con relación a los incidentes ocurridos el 16 de febrero dijo el Jefe Comunal que "estamos aportando información y datos que vamos recopilando. Será función de la Justicia determinar si hubo o no accionar delictivo. Espero que haya racionalidad y sentido común. Le pido a los padres que tengan sentido de responsabilidad sobre sus hijos", señaló.

Marcha de motoqueros

En tanto, anoche, pasadas las 23, se dieron cita en la plaza de las Fuerzas Armadas, un grupo nutrido de motociclistas y varios jóvenes en bicicletas, todos ellos sin cascos, quienes llevaron adelante una marcha por Sáenz Peña, llegando incluso a ocasionar molestias a quienes transitaban por el lugar, dado que algunos subieron a las veredas de la céntrica calle ocasionando preocupación e indignación.

Esta columna, integrada por entre setenta y ochenta motos, se diriguieron hasta cercanías de la casa del jefe de inspectores donde se expresaron con cánticos y luego prosiguieron la marcha.

Todo esto transcurrió bajo una estricta vigilancia policial que incluyó la movilización de efectivos a pie, en moto, bicipolicías y móviles con agentes de los grupos GAD e Infantería. Efectivos policiales fueron apostados también en los domicilios del intendente Meoni y del titular de Inspección General, además del edificio municipal a efectos de realizar tareas de vigilancia y custodia en dichos lugares.

La presencia de los motoqueros se prolongó durante la madrugada y circularon en diferentes lugares de la ciudad, llegando incluso hasta la rotonda de la avenida Padre Respuela, aunque aproximadamente a la 1 de la madrugada se dirigieron hacia la avenida San Martín y Rivadavia donde estaban apostados al cierre de esta edición.

Precisamente, momentos antes, se produjo un corte de energía eléctrica en dicha calle, entre Italia hacia calle Primera Junta y fuentes consultadas dejaron trascender que el mismo habría sido intencional.

Comentá la nota