El intendente pidió "diálogo" para crear una ordenanza "equilibrada"

El intendente Gustavo Pulti aprovechó la movilización que realizaron ayer los trabajadores de la construcción y los mercantiles junto a dirigentes de otros gremios, para convocar al diálogo a los concejales de la oposición, en un intento por convencerlos de que revisen la controvertida ordenanza que regula la radicación de los comercios del rubro alimenticio en el Partido de General Pueyrredon.
En horas de la mañana, el jefe comunal salió de su despacho y recibió a los manifestantes en la calle, donde ofreció un breve discurso. "Pienso que se puede lograr, es necesaria una reconsideración del Concejo, para que se produzca una nueva oportunidad para el diálogo, para el trabajo y el progreso de la ciudad", sostuvo, haciendo explícito su deseo de que concejales acepten rediscutir el contenido del texto antes de que él mismo deba resolver si recurre o no a su facultad de veto.

Ante los manifestantes, Pulti recordó que meses atrás elevó un proyecto para regular la radicación de mini, maxi, súper e hipermercados y explicó que durante el debate en las comisiones hubo "desencuentros" que llevaron a que buena parte de la oposición diera a luz un proyecto propio, aprobado por un débil consenso.

Según dijo, su intención era "proteger a la despensa, al almacenero, el trabajo del pequeño comercio" por lo que en su momento, propuso que las grandes superficies comerciales tuvieran que radicarse fuera del ejido urbano. "Esa fue la idea, pero lamentablemente ha habido un desencuentro con la mayoría de la oposición en el Concejo", señaló.

Ante los manifestantes, Pulti dijo ayer estar seguro de que se "generará un nuevo puente de diálogo para que la medida que se ha tomado, unilateral, a la que le falta trabajo, pueda llegar a una idea que resuma los intereses de todos los marplatenses".

"Con voluntad pacífica, de conciliación, de acuerdos, diálogo y de superación de la discordia, vamos a trabajar para que las decisiones se encarrilen en el sentido que la mayoría quiere", agregó.

Por otra parte el intendente se refirió, específicamente, al impacto que podría tener la aplicación del coeficiente de saturación, en la plaza marplatense, considerando que esa disposición debería ser eliminada.

"En el Concejo se votó una ordenanza que aplica un cerrojo con el coeficiente de saturación, lo que imposibilitaría abrir un supermercado más o una feria comunitaria, por lo que solo podrían quedar los que están. Como pienso que no es bueno para Mar del Plata y creo en la buena fe de los ediles, entiendo que el camino del diálogo, razonable, con plazos y objetivos firmes, puede conducirnos a una instancia superadora", sostuvo.

En este sentido consideró como algo "inevitable" que el coeficiente de saturación sea "eliminado de la ordenanza" ya que "cerrar la economía no es bueno".

"Las cosas tienen que ser equilibradas, proteger lo que esté para que le vaya bien y que exista la posibilidad de que si se arma otra sociedad entre marplatenses, o si vienen proyectos importantes para el desarrollo de la ciudad, pueda obtener su radicación, de una manera equilibrada.

El equilibrio es una regla a respetar en una administración de gobierno", sostuvo.

La oposición responderá

ratificando su postura

Los 13 concejales de la oposición que aprobaron con su voto la ordenanza que regula la radicación de comercios del rubro alimenticio en el Partido de General Pueyrredon tienen previsto realizar hoy una conferencia de prensa, con la intención de defender su postura. Según se supo, los concejales tenían intenciones de realizar ayer una declaración ante el periodismo, luego de la marcha que realizaron los mercantiles y los obreros de los construcción para objetar el contenido de la norma.

Pero algunos ediles se encontraban fuera de la ciudad y, por ese motivo, se decidió que la conferencia de prensa se realizara hoy, a las 9.30. Fuentes de distintos bloques dijeron que se tomó esta decisión para que los 13 concejales que aprobaron la ordenanza reafirmen su posición de manera conjunta y demostrar que hasta ahora, ninguno de ellos modificó su opinión sobre el tema. Según se anunció, la intención de los ediles radicales, los de la Coalición Cívica, la Concertación Plural y el unibloque Mar del Plata Batán K, es la de "explicar" el contenido del texto y tratar de demostrar que su aplicación no significaría la imposición de un "cerrojo" a las inversiones, como lo viene sosteniendo el oficialismo.

"Queremos aclarar cuál es el contenido de la ordenanza porque desde el gobierno se vienen diciendo cosas que son inexactas", le dijo ayer a LA CAPITAL el presidente del bloque de la UCR, Walter Malaguti. Según aseguró el concejal, hasta ahora desde el oficialismo no hubo acercamientos formales para tratar de generar un diálogo que permita revisar el contenido de la norma, como lo viene reclamando el intendente Gustavo Pulti. "Venimos escuchando que se quiere dialogar, pero lo cierto es que hasta ahora nadie se acercó a plantear el tema seriamente", aseguró Malaguti.

Comentá la nota