El Intendente participó del IX Congreso Iberoamericano de Municipalistas

El intendente Osvaldo Cáffaro participó la semana pasada del IX Congreso Iberoamericano de Municipalistas que se desarrolló en la ciudad de Montevideo en Uruguay.
Allí estuvo en numerosas charlas, debates, paneles de discusión sobre, especialmente, la relación entre integración social y seguridad social en las ciudades. Además se encontró con el intendente de Montevideo, Ricardo Ehrlich

El encuentro fue convocado por la Unión Iberoamericana de Municipalistas, una organización no gubernamental internacional para el desarrollo, constituida en el año 1990 por iniciativa de responsables políticos y técnicos de municipalidades iberoamericanas.

Esta ONG promueve las relaciones de cooperación e intercambio entre municipios, técnicos e investigadores del desarrollo local y la autonomía en Iberoamérica y España.

La actividad, declarada de Interés Nacional por la Presidencia de la República de Uruguay, reunió a autoridades locales, técnicos, funcionarios municipales, responsables de medios de comunicación, consultores y estudiosos de la gestión pública, quienes reflexionaron sobre el tema "Seguridad, convivencia e integración social en las ciudades".

El objetivo fue promover el intercambio de experiencias y soluciones para el diseño de políticas locales que atiendan la seguridad social, en un escenario de segregación espacial, exclusión social, pobreza, marginación, grandes brechas socio-económicas y un continuo incremento multicultural.

En el Congreso se reflexionó en torno a diversos desafíos ante los cuales los gobiernos locales deben actuar con políticas que no sólo garanticen soluciones, sino que además, propicien la prevención de los eventuales problemas que pueden aquejar a sus ciudadanos, buscando siempre la calidad de vida y el desarrollo sostenible.

Actualmente, la seguridad ciudadana se constituye en un derecho y un valor clave para el desarrollo de las ciudades y su catalogación como entorno saludable y habitable, tanto para residentes como para turistas y espectadores críticos de los indicadores mundiales de bienestar social.

En este contexto, la convivencia ciudadana se ve constantemente vulnerada por múltiples desórdenes sociales que de una manera u otra dan lugar a la fragmentación y la inseguridad social. Actualmente, ciudades de todo el mundo, y en especial los núcleos urbanos, se constituyen en auténticos escenarios caracterizados por una alta segregación espacial, exclusión social, pobreza, marginación, grandes brechas socio-económicas y un continuo incremento multicultural, que han propiciado en consecuencia una fractura social invadida de conductas delictivas y violencia urbana atentando gravemente la sensación de seguridad ciudadana y, por ende, la gobernanza democrática.

Ante este fenómeno, presente en las ciudades desde antaño, caben actuaciones tanto de carácter reactivo como proactivo pero que, en cualquier caso, deben ser consideradas desde el binomio convivencia-seguridad ciudadana, en tanto se entiende que la integración y la cohesión social son elementos claves para fomentar espacios de encuentros incluyentes y seguros.

Los expertos reunidos en el IX Congreso Iberoamericano de Municipalistas, señalaron como conclusión que "las medidas reactivas contra la inseguridad urbana son más caras e ineficaces que la prevención y la integración".

Según la organización, cerca de 500 delegados entre funcionarios y académicos de toda Iberoamérica participan en el IX Congreso Iberoamericano de Municipalistas.

Comentá la nota