De día intendente, de noche basurero

Por un paro de recolectores, un jefe comunal sale desde hace 20 días a limpiar las calles de su ciudad. “El pueblo está más limpio que nunca”, dijo.
Camilo Etchevarren, intendente de Dolores, se sube al camión cada noche y ayuda a cargar las bolsas de basura. Es que hace 20 días que el distrito no cuenta con el servicio de recolección por un paro de empleados que reclaman mejoras salariales.

"El pueblo está más limpio que nunca", aseguró a Télam el jefe comunal, quien precisó que sale "por las noches con el camión acompañando al chofer y los ayudo a cargar las bolsas más pesadas".

Etchevarren adoptó esta insólita medida hace 20 días, cuando un grupo de empleados, adheridos a ATE, encargados de la recolección de residuos del distrito, iniciaron un paro de actividades en demanda de un aumento salarial.

"Ante esa situación contratamos gente para que salga con los camiones y para apoyarlos y acompañarlos en su tarea, voy con ellos por las noches", detalló el intendente.

[Intendente etcheverren]

Etchevarren remarcó que los empleados que recolectan la basura "tenían un sueldo básico de 650 pesos y se lo subimos a 1.160. No reclaman aumento, hacen este paro con la intención de desestabilizar la gestión, hay una intencionalidad política". "Son entre 15 y 20 empleados que no cuentan con el respaldo de los otros trabajadores ni de la gente", afirmó.

El jefe comunal de Dolores informó que la recolección de residuos en Dolores se realiza mañana, tarde y noche, aunque por su labor en la intendencia sólo puede salir con los camiones por las noches. "Por primera vez la ciudad está limpia, limpiamos más que nunca, la bolsa de residuos no permanece más de una hora en la calle", remarcó.

"No somos un pueblo de patoteros, no toleramos presiones y no daremos ni un centímetro atrás en esta medida", aseguró.

Etchevarren, de 41 años y profesión veterinario, asumió como intendente en 2007 y expresó que "soy de la Coalición Cívica pero me comporto como vecinalista, cuido al vecino que me votó y estamos realizando todas las obras prometidas durante la campaña".

"La comunidad repudia estos gestos del gremio y quiere que esta gente trabaje porque con los impuestos de los ciudadanos les estamos pagando el sueldo. Si no limpio (las calles de basura) la gente no me paga los impuestos y la situación de Dolores (en lo económico) es justita", graficó.

Comentá la nota