El intendente de Necochea redujo su sueldo a la mitad

El jefe comunal recortará gastos para enfrentar la crisis y evitar que se afecten los servicios. Reducirá gastos, congelará el ingreso de empleados y bajará su sueldo a la mitad, entre otras medidas que regirán hasta fin de año.

El intendente de Necochea, Daniel Molina, anunció que reducirá su sueldo a la mitad como parte de una serie de medidas que implementará para reducir gastos y evitar que la crisis económica afecte a los servicios de la comunidad.

Esta singular determinación surgió ayer el marco del proyecto de austeridad que fue presentado por el propio jefe comunal, acompañado por funcionarios y concejales.

Según informó el doctor Daniel Molina, se trata de un "plan de políticas públicas" que se ejecutará desde el mes en curso hasta el 31 de diciembre.

En cuanto a la reducción del 50 por ciento del sueldo del intendente, fuentes municipales consultadas por LA CAPITAL consignaron que los haberes del titular del Ejecutivo alcanzarían los 14 mil pesos mensuales, con lo cual ahora percibirá unos 7 mil.

Por otra parte, oficialmente se indicó que los objetivos generales de este plan consisten en el mantenimiento de los niveles locales de empleo (y mejorarlos de ser posible), estabilidad del poder adquisitivo y del salario; además del fomento de la producción y comercio.

En tanto, entre los objetivos específicos enumeraron a las políticas publicas de inclusión, austeridad y equidad; formación de consensos sociales y políticos que fortalezcan la gobernabilidad; políticas de protección de las pymes locales y planes sociales focalizados en la población más vulnerable.

Asimismo, se convoca como actores de esta determinación al Departamento Ejecutivo y el Concejo Deliberante; mientras que según los objetivos específicos se llamarán a ONG, efectores del gobierno provincial y Nacional, Fedecaem, CGT, iglesias, Cooperativa Eléctrica y Consorcio de Puerto Quequén.

Medidas

Por otra parte, el plan presentado por el intendente necochense hace particular hincapié en las políticas de austeridad comunal.

De esta manera se mantendrá el congelamiento de ingreso de nuevos empleados municipales a la planta, al tiempo que se suspenderán los nuevos contratos, empleados transitorios y destajistas, aunque quedan vigentes los actuales.

Además, finalizada la temporada, se suspenderán las horas extras y extralaborales que no sean indispensables y se reducirá el consumo de electricidad, teléfono, internet, combustibles que no sean indispensables (el criterio lo pondrá cada secretaría).

También se establecerán reuniones periódicas de la mesa de paritarias con el sindicato de municipales y docentes.

De igual manera se llevará a cabo el reemplazo progresivo del alumbrado público y semáforos por luminarias de menor consumo. Y se impone la reducción del sueldo del intendente al 50 por ciento.

Consensos políticos

El plan de políticas públicas de Necochea incluye también la convocatoria a la formación de una Mesa de Crisis con la participación de la CGT, Fedecaem, Secretaría de Trabajo y otros. A su vez, prevé fomentar mesas de canales de diálogo político con los diferentes partidos para la formación de políticas de Estado y consensos básicos.

Además, la iniciativa estipula una serie de acciones en apoyo a la producción y comercio.

Para ello se elaboró un proyecto de ordenanza de desgravación de la Tasa de Seguridad e Higiene a aquellas empresas (especialmente pymes) que se comprometan a no efectuar despidos hasta el 31 de diciembre de este año.

También se proyectan la reglamentación y ejecución de la ordenanza de Fomento del Empleo Joven; La promoción de planes alternativos, el fomento de becas de formación y planes duales; la simplificación de los tramites de habilitación de comercios y plantas fabriles y gestión de crédito o subvención a la producción artesanal y familiar (especialmente en el interior del distrito).

Asimismo, continuarán las acciones sobre los planes sociales.

Comentá la nota