El Intendente Mussi aprovechó la sesión especial para criticar a la oposición

El Concejo Deliberante de Berazategui llevó a cabo ayer la sesión en repudio al golpe militar del ’76 y en adhesión al Día de la Memoria.
En la oportunidad, estuvo presente el intendente Juan José Mussi y los secretarios de su Gabinete; a excepción del actual titular del área de Cultura, Ariel López (hombre criticado por haber ocupado un cargo público en Berazategui durante la dictadura militar).

Una decena de concejales representantes del oficialismo y de la oposición, hicieron uso de la palabra; mientras que el cierre corrió por cuenta del jefe comunal. Mussi aprovechó la ocasión y apuntó contra Elisa Carrió -aunque no la nombró-, criticando su participación durante el golpe militar como funcionaria judicial en la provincia de Chaco. Además, cuestionó a Felipe Solá, quien fuera gobernador bonaerense, a quien acusó de no haber gestionado ninguna obra para el distrito de Berazategui por tener diferencias con él.

Por otro lado, el Intendente no dejó pasar la oportunidad para hacerles saber al bloque de concejales del peronismo disidente que le habían robado uno de sus slogan al bautizar la bancada en el H.C.D. como "Primero Berazategui". Mussi hizo la mención de manera graciosa, con sorna e ironía. No obstante, comenzó su discurso planteando la necesidad de muchos de los dirigentes de pedir disculpas por los errores cometidos en el país que permitieron a sectores como los que representaba la dictadura militar, entronizarse en el poder. En ese marco, pidió disculpas por la segunda etapa de Carlos Menem y aseveró que "le falló al peronismo". También dijo no estar arrepentido de haber acompañado la lista de "Chiche" Duhalde en el 2005.

Defendió el adelantamiento de las elecciones recientemente planteado por el kirchnerismo; y afirmó que nunca participaría de un acto del campo organizado por (Hugo) Biolcatti o (Luciano) Miguens. Recordó que a él durante la dictadura le habían ofrecido cargos públicos en el Municipio y en el Hospital San Martín y que los rechazó.

En varios tramos de su alocución, volvió a insistir en la necesidad de pedir disculpas por "nuestras incoherencias ya que de no hacerlo, no ayudamos a la Argentina ni a los jóvenes que necesitan creer en la política". "Si no terminamos con estas cosas, pobre Argentina", añadió.

Cabe mencionar que la sesión que se extendió por algo más de una hora y media, comenzó a las 10.45 ante casi un centenar de personas que colmaron el piso donde funciona el Concejo Deliberante en el palacio municipal.

Comentá la nota