El Intendente municipal Carlos Selva concurrió ayer a la localidad de Marcos Paz para asistir a una reunión de la que participaban técnicos de una renombrada empresa dedicada a todo lo relacionado con la computación y los sistemas digitales de tratamient

La Presidenta presenció este lunes las pruebas de las obras que se realizan en la red de agua potable en un barrio de González Catán y aseguró: "Mi compromiso es con los pobres, con quienes todo lo dan y nada piden".
La presidenta Cristina Fernández de Kirchner dijo este lunes que "es necesario construir otra historia basada en el compromiso con los que menos tienen" y advirtió que "sin embargo cuesta mucho hacerlo porque se tocan y se afectan intereses o privilegios que llevan décadas".

"Pareciera que venir a inaugurar una escuela, un pavimento o una red de agua potable fueran cosas sin necesidad porque ya deberían haber llegado aquí hace décadas atrás, peso es así porque es la historia que supimos construir y es por eso que hay otra historia por construir con mucho compromiso", subrayó Cristina en el barrio Dorrego de González Catán.

La presidenta indicó que "esa nueva historia que estamos construyendo cuesta mucho porque para hacerla hay que afectar intereses y privilegios que vienen desde décadas y también vienen por aquellos que llegaban en nombre de ideas y proyectos y hacían otra cosa".

Al inaugurar obras de agua potable, una escuela y pavimento en el barrio Dorrego la presidenta reiteró que "estas obras van a dar agua potable y a mejorar la calidad de vida a miles y miles de matanceros" y subrayó que "vamos a seguir profundizando este compromiso con los que menos tienen con los que todo dan y nada piden".

"Este es el compromiso de esta Presidenta" enfatizó Cristina acompañada en el palco por el gobernador Daniel Scioli, el vicegobernador Alberto Balestrini, el intendente de La Matanza Fernando Espinoza y el secretario general de la Presidencia Oscar Parrilli entre otras autoridades.

Destacó que "todas estas obras que mejoran la calidad de vida de la gente también son importantes porque se hacen a través de la organización de los vecinos".

"Vengo a decirles con todas mis convicciones, con todos mis defectos y virtudes voy a estar profundizando este modelo y volviendo a este barrio Dorrego con un nombre emblemático como estuve en Quilmes en el barrio La Esperanza trabajando para seguir mejorando la vida de los que menos tienen", dijo.

Cristina explicó luego que "Manuel Dorrego un gobernador popular de esta querida provincia de Buenos Aires y a quien los poderes no querían porque le ponía precios máximos al pan y a la carne y porque gravaba con impuestos a los productos importados que atentaban contra la producción nacional; por eso lo habrán fusilado porque no lo querían".

"Dorrego tenia compromiso con el pueblo", subrayó.

La presidenta reiteró luego que "me siento orgullosa de formar parte de este proyecto político y reafirmar con ustedes el compromiso de seguir trabajando por una Argentina más justa y más equitativa y que no haya que esperar décadas por el agua, el pavimento o las escuelas y que todo eso sea un derecho adquirido que tienen que tener todos los argentinos".

Por último subrayó que "es por esa Argentina es por la que hay que seguir luchando" y al dirigirse a los vecinos les dijo que "sepan que cuando me rodeo de sus afectos, sus cariños, sus besos es como si me inyectaran kilos de fuerza para seguir adelante".

Comentá la nota