El intendente se mostró disconforme con el plan municipal de obras para reparar plazas.

Si bien se avanza en algunos espacios públicos ubicados en diferentes zonas de la ciudad, Héctor María Gutiérrez visitó ayer el barrio Trincavelli y no ocultó su descontento por algunas tareas ejecutadas allí.
La Municipalidad, a través de la Secretaría de Planeamiento, Obras y Servicios Públicos, avanza con la refacción de plazas. Autoridades comunales, con el intendente Héctor Gutiérrez a la cabeza, visitaron el barrio Trincavelli donde observaron la realización de tareas proyectadas. "Estamos en condiciones de asegurar que el trabajo está ejecutándose, aunque no estamos conformes con algunas cuestiones tales como la intervención del área vial de la Cooperativa Eléctrica", reclamó ayer el jefe comunal en diálogo con los medios de prensa convocados para la recorrida. "Dialogaremos con la gente de la entidad porque lo que se hizo en este lugar no es correcto; el playón deportivo donde estamos parados seguramente se tendrá que levantar y construir de nuevo porque presenta dificultades al igual que otras cosas que notamos al recorrer la plaza", agregó Gutiérrez mientras se instalaban bancos y mesas en el sector oeste del espacio público.

- ¿Y con el resto de las obras qué sucederá?

- Tenemos problemas con los contratistas porque no cumplen con los plazos establecidos; primeramente se comprometen a realizar los trabajos para el Municipio pero toman tareas en diferentes lugares y no nos cumplen, algo que replantearemos urgente porque la palabra que les dimos a los vecinos debemos respetarla. Hay personas que esperan la remodelación de la plaza de su barrio y se encuentran que las acciones están detenidas, vamos a analizar los pasos a seguir y tomar las medidas que sean necesarias.

Las obras

En este espacio público, ubicado en Felipe Arana, entre Horacio Quiroga y Fernández Blanco, se han concursado tareas de albañilería para la finalización del playón deportivo que implicará una cancha multiuso para la práctica de fútbol y de basquetbol, como así también obras para la instalación eléctrica y forestación completa con naranjos.

Además se está poniendo mobiliario para que utilicen los vecinos y, en el terreno situado frente a la plaza, la idea es construir un salón de usos múltiples porque el barrio y la zona carecen de un espacio de estas características.

Cosas buenas

En breve estará concluido el plan de remodelación de plazas de Pergamino que se estableció para mejorar diferentes lugares.

"Estamos trabajando a pleno para concluir este ambicioso plan que se inició tiempo atrás consensuando con la gente sobre necesidades y usos", explicaron desde la Municipalidad.

Forma parte de este proyecto la Plaza 25 de Mayo, donde siguen los trabajos que incluyeron la recuperación total de los bronces del monumento al General San Martín; demolición de la pista para skate donde se emplazaron nuevos bancos y mesas de ajedrez; instalación de bebederos; ampliación de canteros y tendido subterráneo de cables para la zona donde se concretan las ferias de artesanos. "Asimismo se han contratado los servicios del escultor Eduardo Noé, que hizo la estatua de Atahualpa Yupanqui, para que personalmente se haga cargo de la restauración de la imagen de San Martín, algo que está sucediendo y este mismo artista trabajará para la reparación de la obra de Atahualpa", informaron días atrás desde el Municipio.

Barrio Esperanza

A su vez, el barrio Esperanza, también verá finalizada la Plaza "María Crescencia Pérez", que ya cuenta con la cancha de basquetbol. "En este espacio se busca generar un sitio de reunión y de convivencia de los vecinos y por tal motivo se pensó colocar mesas, bancos, circuitos de hormigón y playones deportivos, teniendo en cuenta el pedido de los vecinos. El Municipio busca que en la ‘placita del barrio’ comience la integración", agregó el comunicado. Las tareas finales de la Plaza "María Crescencia" incluyen la construcción de canteros en forma de pétalos de violeta y una ermita en la que se puso un backlight (imagen fotográfica o pintada, iluminada por detrás) de la Hermana María Crescencia que será rodeada de lavandas, glicinas y jacarandáes. "Se reciclarán los aros de basquetbol, se colocarán nuevas luminarias y se pondrán los juegos infantiles en un amplio arenero", destacaron.

Más espacios

No obstante se trabaja para la culminación de trabajos en la Plaza "José Luis Cabezas" del barrio La Rioja, "Virgen Milagrosa" del barrio Docente y "7 de Noviembre" en Villa San José.

En el primer caso, y con un presupuesto oficial aproximado de 30.900 pesos, se terminarán las obras de albañilería, el reciclado de los juegos infantiles y la instalación eléctrica. En el segundo de los espacios se harán areneros rodeados de laja y se ubicarán bancos de hormigón armado además de mesas del mismo material y elementos para que jueguen los niños.

"Las tareas a realizarse son diversas y en la primera etapa, en las plazas nuevas comprende el movimiento de tierra y albañilería para la construcción de canchas de fútbol y espacios para juegos infantiles, a su vez se efectuarán tareas de electricidad y pintura proyectadas.

"En cada caso, los vecinos son fundamentales con su opinión para construir la plaza que pretenden en su barrio", reconocieron en el Municipio.

Vandalismo

Los graffitis y pintadas callejeras son "intervenciones" ciudadanas que ya forman parte de las sociedades del mundo. Están las inscripciones políticas, las artísticas, las cómicas, las deportivas, las íntimas, de denuncia y a esta altura casi no hay un tema que no se haya plasmado en los muros de Pergamino, sin hacer distinción entre propiedades privadas o públicas, terminando todas en un estado deplorable.

El vandalismo urbano es una conducta que no es patrimonio de grupos reducidos sino que está extendido entre la población, de todas las edades y sectores sociales. Por eso, la necesidad de construir un cerramiento para proteger el monumento es un proyecto que podría expandirse hacia otros sitios emblemáticos de la ciudad.

Desde la Comuna se informó, a su vez, que a tan sólo un año de haber sido instalados, debieron reponer parte de los cestos de basura de los espacios públicos por haber sido rotos o robados. Finalmente, el vandalismo llegó a manchar los carteles colocados en el Paseo Ribereño como parte de la campaña que impulsa la Municipalidad para que los vecinos disfruten de este lugar. Más allá de estos casos, cualquier recorrido por calles céntricas o periféricas, de los barrios permite comprobar el abuso generalizado y muchas veces destructor que se hace del espacio. La acumulación de basura en las calles por parte de los vecinos que sacan las bolsas fuera de horario (un acto que aunque repetido no deja de ser desaprensivo y casi vandálico) y las pintadas o pegatinas en paredes y muebles urbanos, son expresiones difundidas y visibles de este problema. El hecho de que para mantenerlas en buenas condiciones se analice enrejar las plazas es otra prueba de la gravedad de las acciones.

Pero si bien muchos de los actos de vandalismo son subrepticios, otros se realizan a la luz del día y podrían evitarse con mayor atención de la Policía y mediante la denuncia pública, esa participación ciudadana que a veces se desestima y que hoy es tan accesible a través del 108.

Comentá la nota