El intendente de Malargüe se negó a hablar con los desocupados

Los manifestantes están a la vera de la ruta nacional 40 esperando un encuentro con Agulles. El jefe comunal, en cambio, inauguró la Fiesta del Chivo y lamentó el modo de protesta.
El intendente de Malargüe, Juan Antonio Agulles, se negó este viernes a reunirse con un grupo de desocupados que se encuentran a la vera de la ruta nacional 40, frente al matadero frigorífico caprino, en el acceso norte a la ciudad, que aguardan respuestas de parte del jefe comunal.

En la inauguración de la Fiesta del Chivo, que quedó formalmente iniciada, Agulles se mostró "decepcionado" por la forma de protestar de los desocupados, al que calificó de "lamentable". El intendente desestimó así la posibilidad de reunirse con los integrantes de la Asamblea de Protección del Trabajo Malargüino, tal cual exigían los manifestantes, e insistió que delegará las negociaciones a funcionarios municipales de bajo rango.

La Asamblea reclama desde octubre del año pasado la creación de puestos de trabajo genuinos y rechaza la entrega de planes sociales para paliar su situación.

"Sabemos que hay empresas viales que trabajan en el Pehuenche que siguen incorporando gente de afuera con la complacencia de los funcionarios municipales" expresó a Diario UNO, Juan Carlos Martínez, presidente de la entidad que nuclea a los desocupados, al dar a conocer la resolución de " permanecer en estado de asamblea permanente hasta tanto se dé una solución por escrito por parte del intendente."

La medida se adoptó pasadas las 14 luego de que la conducción de la Asamblea mantuviera una reunión con el Asesor Institucional de la comuna, Sandro Canales, que no satisfizo los planteos que vienen exigiendo los manifestantes, por lo que amenazaron con impedir el tránsito sino recibían un compromiso escrito de Agulles.

Un grupo de gendarmes y policías se encuentran frente a los autoconvocados con órdenes de reprimir si la única vía de acceso a Malargüe se ve afectada.

Comentá la nota