El intendente Leavy será sometido a un juicio político de remoción

Tartagal (Enviados especiales). El Concejo Deliberante aprobó anoche, tras una extensa jornada, la declaración de necesidad de remoción del intendente Sergio Leavy (FPV). Tal como había dictaminado la Comisión Investigadora, el Cuerpo consideró que el jefe comunal incurrió en mal desempeño de su cargo y decidió aprobar el inicio del proceso de juicio político para destituirlo.
De esta manera, con ocho votos a favor y dos en contra y una abstención, el Concejo aprobó el dictamen de la Comisión Investigadora y la declaración de la necesidad de remover de su cargo al intendente. En consecuencia, dispuso la constitución del Concejo como tribunal de juicio, formular la acusación por mal desempeño, poner a disposición "del acusado" toda la prueba y "correr traslado por el plazo de nueve días" al jefe comunal para que haga su defensa y presente prueba.

La votación de la resolución sobre el juicio político, nominal a pedido del concejal Miguel Parra (PRS), se llevó a cabo en medio de explosiones y expresiones de disconformidad de manifestantes simpatizantes de Leavy, militantes justicialistas e integrantes de cooperativas de trabajo, que durante todo el día se mantuvieron en el acceso al Complejo Municipal Deportivo donde funciona el recinto legislativo. Los manifestantes afirmaban que los concejales están perjudicándolos con su intención de investigar las obras de refacción de las viviendas destruidas por el alud del 9 de febrero.

La presentación del dictamen de la Comisión y del proyecto de resolución de aprobación del juicio político se hizo pasadas las 18,20, luego de que los concejales ocuparan casi toda la tarde en escuchar el informe del asesor legal de la Comisión Investigadora, Sergio Heredia, quien leyó un documento de 95 folios en el que describió las presuntas irregularidades administrativas que se le atribuyen a Leavy y a funcionarios de su gabinete, enumeró la prueba reunida y los acusó de haber integrado una asociación ilícita para aprovecharse de dineros públicos en beneficio propio.

En su dictamen los ediles de la Comisión incorporaron el informe del asesor legal, afirmaron que se comprobaron "faltas graves e ilícitos penales" y que Leavy incurrió en mal desempeño en su cargo porque violó normas legales referidas a la contratación de obras públicas, además de abusar de su autoridad, malversar caudales públicos, ocultar información, enriquecerse ilícitamente y demostró, entre otras irregularidades, falta de capacidad e idoneidad para el cumplimiento de su cargo, con todo lo cual provocó descreimiento y pérdida de confianza en el Departamento Ejecutivo.

Antes de votar el dictamen de la Comisión y la resolución sobre el juicio político, hubo un cruce, con acusaciones personales incluidas, entre ediles opositores, con Walter Salvatierra (PJ) a la cabeza, y los dos oficialistas, Hugo Camacho y Delmiro Hurtado, quienes criticaron la forma en que trabajó la Comisión y argumentaron que la decisión de ayer fue apresurada, sin esperar informes solicitados. Armando Cazón (Urtubey Conducción) insistió en que no se habían respetado las formas y por ello se abstuvo de votar.

La sesión, que había sido convocada para las 9, se inició recién cerca de las 11 pero, con el tratamiento del temario del jueves pasado y el de ayer, pero se interrumpió enseguida, por un corte de energía eléctrica que la presidenta del Concejo, Olga Ferrer, atribuyó a los manifestantes apostados en las afueras. La sesión se reinició pasadas las 13, y se dio preferencia al tratamiento de la situación del intendente. Luego hubo otros cuartos intermedios por cortes de luz, que duraron poco tiempo y que no provocaron mayores contratiempos. Al final, el número de los opositores se impuso y se aprobó el juicio.

Comentá la nota