El intendente Jalile pretende rescindir el convenio con el IPV

El administrador del Instituto Provincial de la Vivienda, Eduardo Brizuela del Moral (h), notificó al Concejo Deliberante de Valle Viejo que el intendente, Gustavo Roque Jalile, informó al organismo a su cargo sobre la voluntad de rescindir el convenio firmado el 20 de mayo del 2004 con el IPV.
Es decir, el jefe comunal quiere dejar sin efecto el débito automático de cuotas de viviendas y créditos individuales de los haberes de los empleados del municipio, que se hace directamente de la coparticipación.

Brizuela del Moral señala que, conforme a información remitida por Tesorería General de la Provincia, es imprescindible que la rescisión sea dispuesta también por el Concejo Deliberante, debiendo seguirse el mismo proceso que se utilizaba para la aprobación del convenio con el IPV. Incluso, advierte que, hasta tanto se cumpla con la exigencia legal para su rescisión, el convenio suscripto producirá plenamente efectos jurídicos.

"Debe tenerse presente que la rescisión perjudicará al personal adherido, privándolo de los beneficios de este sistema de pago, como así también afectará a los demás integrantes de la planta en relación al cumplimiento de los requisitos para ser postulantes", indica el escrito rubricado por Brizuela del Moral.

Y subraya que, considerando que el convenio vigente sólo produce "beneficios para todas las partes" y estando de por medio la voluntad de los empleados de su planta que se adhirieron a sistema y dispusieron en forma libre de sus haberes, como así también intereses públicos que deben protegerse, se pone en conocimiento del CD chacarero esta situación a los fines de que se "evalúen y valoren" las circunstancias indicadas.

Comentá la nota