EL INTENDENTE INICIÓ SU SEXTO AÑO DE GESTIÓN Darío Golía: “Pese a la crisis económica internacional, la Argentina va a crecer y a Chacabuco le irá mejor”

El pasado miércoles 10, Darío Golía llegó a su quinto año de gestión, el primero tras su reelección. A esta nueva etapa -es el primer intendente reelecto en la historia de Chacabuco- dice haberla iniciado con “nuevos impulsos, nuevas propuestas y nuevas prioridades, que se sumaron a lo que veníamos haciendo”.

El jefe comunal entiende que “el acompañamiento masivo de octubre del año pasado” es producto del “estilo de la gestión” y es por eso que lo propuesto durante la campaña electoral de 2007 fue “la profundización” de lo que se venía realizando en el gobierno municipal.

“El esquema ha sido el mismo -dice- con algunos temas que se sumaron, como el de la seguridad, en el que tuvimos un protagonismo mayor, y la continuidad en todo lo referido a la obra pública y todo el esquema de funcionamiento que venía trayendo el Municipio. Hace cinco años nos planteamos un esquema muy sencillo y básico que tenía que ver con desendeudar el Municipio, en primer lugar, y pasamos de tener uno de los municipios más endeudados de la provincia de Buenos Aires a uno de los menos endeudados. De tener unos de los empleados municipales peores retribuidos de la Provincia, pasarnos a tener los empleados mejor retribuidos. Eso marca la clave del trabajo que hemos hecho en estos cinco años de gestión. El Municipio está ordenado financiera y administrativamente, y se marcaron prioridades que tienen que ver con la salud, con los servicios públicos y con que el funcionamiento del Municipio debería garantizarse con los recursos municipales. De la obra pública, siempre dijimos, desde mi precandidatura, que debía venir de Nación o Provincia. Ése es el, esquema que hemos mantenido permanentemente y hemos avanzado en muchos logros importantes en su funcionamiento”.

“Si vamos al tema de la salud –agrega-, ha sido fundamental hemos mantenido durante cinco años el funcionamiento del Hospital sin inconvenientes. Hemos sacado de la agenda pública la discusión político-partidaria del Hospital Municipal, lo que ha sido una decisión política de este intendente desde el primer día. No politizamos el Hospital ni hacemos del Hospital una bandera política, sino que la mejor política que puede tener una gestión es que el Hospital funcione y pueda dar su mejor atención a todos los vecinos de Chacabuco. El sistema de la atención primaria de la salud se ha potenciado en cada uno de los centros de salud con la cantidad de programas que hoy tenemos, y fundamente haciendo hincapié en la prevención. Se ha podido equipar gran parte del hospital, esto con gran ayuda de la Fundación, entidad que en gestiones anteriores tuvo que comprar insumos y medicamentos para cubrir baches del Municipio nosotros garantizamos siempre el funcionamiento del Municipio por lo tanto el esfuerzo de la Fundación se centró en el equipamiento del Hospital, con lo que se mejoró notablemente el servicio. Conseguimos una ambulancia y tenemos otra otorgada por la Provincia, que esperamos disponer antes de fin de año. Volvieron las atenciones especializadas a Rawson, Castilla y O´Higgins. Han sido muchos logros importantes.

- Un problema serio es la atención en los consultorios del Hospital, ya que es muchísima la gente que concurre diariamente. ¿Hay en proyecto alguna forma de aliviar esto?

- En eso estamos trabajando. Está el programa Municalidad, de la provincia de Buenos Aires. Se concentra en algunas áreas que el Municipio dispone como prioritarias, por el cual se hace un estudio y se avanza sobre la solución integral del tema. Desde la Secretaría General, la doctora Carolina Olmos está trabajando en este tema. Se está trabajando en lo que tiene que ver con turnos, historias clínicas, y se lo hace con un equipo de profesionales para poder agilizar todo. Se busca potenciar los centros de salud para que el vecino los aproveche más. Muchas veces la atención se concentra en la Guardia, tenemos dos médicos de guardia y frecuentemente es en ella donde se termina haciendo el trabajo de los consultorios externos. Un importante logro fue la guardia activa de Pediatría: el 40 por ciento de atención de la guardia era pediátrica, entonces dispusimos la inclusión de un médico de guardia activa las 24 horas, solventado con recursos del Municipio. Estamos trabajando porque queremos agilizar de la mejor manera posible todo lo que tiene que ver con consultorios externos. En lo edilicio hay que ver si es necesario construir o no más consultorios.

- El problema que hubo con la Comisión de Damas del Hospital, ¿fue superado?

- En realidad no fue un problema, fue una declaración mía que no cayó bien, en la Comisión de Damas. A eso siguió la renuncia de un grupo de sus integrantes que llevaban muchos años en la Comisión, algunas de las cuales me manifestaron que su renuncia no fue por motivo de mis declaraciones, sino que por otro tipo de inconvenientes, que no deseo comentar públicamente. Fueron motivos ajenos a mis declaraciones. No he tenido inconvenientes con ellas, simplemente manifesté, en su momento, la información que en ese entonces disponía.

- Tenemos un gran déficit de viviendas en Chacabuco, ¿qué planes hay al respecto?

“Hay que desmitificar el tema de que viene gente del Conurbano a vivir a Chacabuco y, en realidad, Chacabuco ha crecido de tal manera que ya no nos conocemos todos”

- Hay un faltante importante de viviendas en el mercado de Chacabuco. Se está construyendo mucho privadamente y lo que es el acceso a la vivienda es un tema de mucha necesidad. No sólo para el sector carenciado, que necesita que los planes de vivienda se reactiven lo más rápido posible, sino para un sector que no encuadra dentro de los carenciados, pero que le cuesta acceder a la vivienda, para ellos hemos propuesto a la Cooperativa Eléctrica crear un plan de vivienda, que está trabajando en eso. Lo hemos sugerido como una institución par, para eso le hemos vendido una parcela en el Sector Industrial para que trasladen allí al sector de Obras Civiles y la quinta que ellos tienen disponerla para un programa de vivienda que apunte a un sector que tiene para pagar una cuota, pero que no tienen acceso al crédito bancario, que es muy complejo por las condiciones que se exigen. De los programas para los sectores más vulnerables se hará cargo el Estado municipal. Es la base fundamental del próximo año, es un gran desafío. Por nuestra parte, estamos avanzando fuertemente en completar toda la documentación para que el gobierno nacional nos autorice a hacer los llamados a licitación que tenemos pendientes.

- Hablando de los problemas de vivienda, hay una gran preocupación de los vecinos por algunos asentamientos que están empezando a aparecer en distintos puntos de nuestra ciudad…

- No son asentamientos. Primero hay que desmitificar el tema de la gente del Conurbano a vivir a Chacabuco y, en realidad, Chacabuco ha crecido de tal manera que ya no nos conocemos todos. Eso hace que uno pierda la perspectiva y uno dice: hay gente que no conocemos que viene de otras ciudades, y no es así, es la propia gente de Chacabuco. Muchas veces, la necesidad hace que cada uno pueda construir donde puede, donde le prestan o le alquilan o donde puede comprar. Creo que eso es lo que está pasando, la necesidad está marcando en ese contexto. Pero yo no veo asentamientos, ni mucho menos en la ciudad de Chacabuco.

- ¿Qué pasa con las calles de Chacabuco? Muchas no están en buen estado y no se ve, desde hace tiempo, trabajos de toma de juntas.

- La toma de juntas la hemos hecho en un cuadrante, completamos el correspondiente al sector de la plaza Belgrano. Tenemos firmado con la Cooperativa Eléctrica el cuadrante de la zona de la Terminal de ómnibus, donde se avanzó con el tema de bacheo y el tomado de juntas se suspendió hasta pasado el verano, ya que con el calor este trabajo no se puede hacer. Después seguiremos avanzando en los, sectores que nos faltan, vamos trabajando por etapas.

- Si bien hay muchas incógnitas aún sobre el futuro del planeta, todo indica que es vienen épocas duras, de vacas flacas. Argentina no estará ajena y, por supuesto, Chacabuco tampoco, ¿cómo se prepara esta gestión para lo que pueda llegar a venir?

- Nosotros estamos siempre preparados. Por naturaleza, soy una persona optimista, siempre lo fui, no creo en las catástrofes. No sé si es bueno o malo, pero siempre miro positivamente. Creo que aún, pese a la crisis económica internacional, la Argentina va a crecer y que a Chacabuco le va a ir mejor. Tengo esa convicción y para eso vamos a trabajar. Hemos tomado algunos recaudos a nivel local tenemos una administración muy prolija, muy ordenada, estamos todos los días monitoreando, pensando, estudiando, incorporando temas. No es una gestión improvisada, está planificada no creo que tengamos mayores inconvenientes. Sí marcamos prioridades, y eso significa a algunas cosas que sí y a otras que no. A quien se le dice que no lógicamente no le gusta, pero tratamos de encontrar alternativas. No creo que sea una crisis en la que tengamos inconvenientes a nivel local, creo que el Municipio va a funcionar y bien, va a prestar sus servicios y bien, y creo que en 2009 tendremos la posibilidad de seguir creciendo como lo hemos hecho este año. Igualmente, como medidas concretas, congelamos vacantes hasta marzo, no ingresará personal al Municipio tenemos una reducción entre el 18 y el 20 por ciento por área, en temas que no hacen al funcionamiento del Municipio. Un paquete de medidas que nos va a ayudar el equilibrio económico que hemos tenido siempre.

- ¿Cómo están las cosas a partir de la fusión de los bloques de concejales del PJ y del Frente para la Victoria? La sensación generalizada es que el FPV terminó yendo al pie del PJ.

- No... Creo que llegó una etapa por trabajar por Chacabuco, juntos. Nunca lo miro en esos términos. Hoy hay que hacer hincapié en los temas que hacen a Chacabuco, demostrar que los chacabuquenses podemos ponernos de acuerdo, que podemos resolver los temas, crecer y hacer que nuestros vecinos vivan un poco mejor. Es la ilusión que uno tiene y para eso está en la política. Cada vez que uno hace un viaje, no va a pedir cosas para uno sino para los demás: para que salgan los planes de vivienda, para que salga la obra pública, para que nos den una ayuda para solventar el gasto que tenemos. Todo eso hace que Chacabuco crezca y la base fundamental es que en la dirigencia política nos ponemos de acuerdo en los temas centrales. Tuvimos una reunión de bloque muy cordial en la que cada uno planteó sus temas, sus dudas, sus inquietudes, que hemos respondido con nuestras razones. Cuando uno toma una decisión hay razones que impulsan a tomarla, y cuando esas razones se plasman en la mesa muchas veces coincidimos. Si somos todos vecinos de Chacabuco, vemos la misma realidad, con diferente óptica, pero más o menos vemos los hechos, sabemos de las necesidades, podemos diferir en cómo las solucionamos. Creo que todo eso hace a enriquecer una propuesta política y ojalá que el tiempo que venga sea de enriquecemos nosotros como gestión, enriquecer a la gestión y de mejorar lo que estamos haciendo todos los días.

- ¿Cuál es hoy la relación con la oposición? Esta pregunta tiene que ver con el futuro: pese a tu optimismo, no hay que descartar que debamos pasar por una crisis económica que haga necesario aunar esfuerzos para enfrentarla.

- La relación es cordial, como siempre la hemos tenido, más allá de las críticas circunstanciales que muchas veces la oposición hace sobre la gestión. Si hay puntos de encuentro sobre temas de la gestión, hay que profundizarlos para lograr un acuerdo-marco.

- Muchos encuentros de ese tipo no hemos visto...

Cuando anunciamos este año el Plan Integral de Seguridad, hemos tenido el acompañamiento de todo el sector político de Chacabuco, o de la mayoría. La oposición ha compartido muchos de los temas que hemos impulsado. Les hemos mostrado lo que estábamos haciendo y lo que íbamos a hacer, la fuerte decisión que fue trabajar en el Plan Integral de Seguridad y la oposición ha acompañado. Hemos tenido varias reuniones con el bloque de la UCR, en las que han presentado propuestas que se han tenido en cuenta, que se han incorporado a los proyectos. Me parece que es un tema que sirvió, más allá de las ópticas y de las críticas que se pueden hacer sobre la situación. Pero hay temas en los que vale la pena seguir trabajando en esta dirección.

> ¿Tienen los políticos vocación de servicio?

- ¿Por qué en los discursos políticos tiende a desaparecer el concepto de vocación de servicio?

- No lo creo de esa manera. Quienes participamos en política tenemos una vocación de servicio, si no no tendría sentido estar en el lugar que ocupamos. En mi caso, arranqué en los centros de estudiantes por vocación de servicio. Cuando estaba en los centros, pude haber estado concentrado carrera para recibirme más rápido y venir a poner mi estudio jurídico, sin embargo siempre me motivé en la participación de trabajar en instituciones, en algo que tuviera que ver con el servicio público. En el caso de la política se escucha que bien el Intendente, siempre en la primera fila, o sale por los medios, pero es algo que tiene cosas muy ingratas también. Si uno no lo hiciera por vocación, no lo haría. Uno podría estar mucho más tranquilo en su profesión, con el 10 por ciento de los problemas que hay en la función pública. Hay gente que lo hace por vocación de servicio, más de los que uno se imagina. La gestión pública tiene muchos inconvenientes, mucha crítica, mucha exhibición pública. Es más fácil criticar desde un lugar más cómodo, sin compromiso que estar al frente de cualquier área municipal. No es fácil llevar adelante una tarea para la cual ha sido elegido o se le ha encomendado. En mi caso el pueblo me lo encomendó y lo hago sin dudas por vocación de servicio, si no estaría dedicado a otra cosa.

Comentá la nota