El intendente de Granadero Baigorria propone reducir el 30 por ciento de los sueldos del personal político

Alejandro Ramos remitió el proyecto al Concejo Deliberante de esa localidad del sur provincial. Busca preservar fuentes laborales y fomentar la obra pública. De aprobarse, redundaría en un ahorro de 180 mil pesos.
El intendente de Granadero Baigorria (ubicada en el departamento Rosario), Alejandro Ramos, propuso hoy una reducción del 30 por ciento de los sueldos de todo el personal político de los poderes Ejecutivo y Legislativo.

Para ello, el jefe comunal de esta localidad del sur santafesino remitió un proyecto al Concejo Deliberante en el que señala que esa reducción salarial busca preservar las fuentes laborales y fomentar la obra pública, dijeron fuentes comunales.

El proyecto denominado "Primero Baigorria", se aplicaría luego de ser aprobado por el Concejo Municipal a partir de los salarios de marzo hasta agosto. Además, establece el compromiso de hacer todos los esfuerzos posibles para no reducir las fuentes de trabajo que actualmente ofrece a la comunidad y de fomentar con la obra pública la reactivación de la economía local.

En caso de aprobarse la iniciativa, implicaría un ahorro de 180 mil pesos, de los cuales 80 mil serán destinados al proyecto de pavimentación de calles, 60 mil a la finalización del entubamiento de la calle Eva Perón. Otros 40 mil pesos serán destinados, según el proyecto, a cubrir diferencias salariales del Sindicato de Trabajadores Municipales (SITRAM).

El intendente señaló que actualmente la ciudad tiene "más del 60 por ciento de calles de tierra, pavimentos en estado crítico, falta de desagües cloacales y pluviales en la mayor parte de la zona urbana". También presenta, según el informe del jefe comunal, "crisis en la actividad de las empresas con suspensiones, despidos y reducciones de masas salariales, e incertidumbre acerca de la coparticipación que se recibirá durante 2009".

Al respecto, días atrás el gobernador de la provincia, Hermes Binner, mediante la firma de un decreto dispuso congelar los sueldos del personal del gabinete de la administración pública santafesina, medida fundada en la necesidad de “establecer medidas acordes” a los “cambios producidos en el contexto socioeconómico de la provincia”, con el fin de “preservar el accionar eficiente del Estado”.

Comentá la nota